Instituciones Penitenciarias

Interceptan 72 bellotas de hachís en el estómago de un interno que salió de permiso

Interceptan 72 bellotas de hachís en el estómago de un interno que salió de permiso
Interceptan 72 bellotas de hachis en un interno que salió de permiso. Fuente:tu abandono me puede matar

Los funcionarios de prisiones han incautado 72 bellotas de 380 gramos de hachís que un recluso intentó introducir en un centro penitenciario de Madrid tras regresar de un permiso. Los trabajadores insisten en que la combinación de “la droga que se cuela, junto a la medicación que toman los internos en prisión, se convierte en una bomba explosiva” que posteriormente se traducen en agresiones y sobredosis.

Los funcionarios de prisiones interceptan las 72 bellotas de hachís que un recluso intentó colar en prisión tras regresar de un permiso. El comportamiento del recluso hizo saltar las alarmas, y tras realizar el cacheo, el propio preso confirmó la peor de las sospechas: se había llegado a introducir toda esta droga por el recto y en el estómago.

Una confesión que confirman las placas de contraste que se le realizan ante “la alta peligrosidad para la salud y la integridad” del reo. El parte de los hechos, al que ha tenido acceso OKDIARIO, sostiene que el recluso “lo traía ‘empetado’ (dentro de cuerpo)”. Tan solo había sido capaz de expulsar 26 de estas 72 bellotas. Cada una con un peso de 380 gramos y se encontraban envueltas con un distintivo, la letra “k”.

Se trata de una de las muchas incautaciones que, pese a carecer de medios, realizan los funcionarios de prisiones. Desde la asociación asindical Tu abandono me puede matar insisten en que la combinación de “la droga que se cuela, junto a la medicación que toman los internos en prisión, se convierte en una bomba explosiva”.

Interceptan 72 bellotas de hachís en el estómago de un interno que salió de permiso
bellotas de hachís incautadas por los funcionario de prisiones

En declaraciones a OKDIARIO, funcionarios de Tu abandono me puede matar afirman que los internos “se vuelven peligrosos” y luego “viene las agresiones a los funcionarios y las sobredosis”.

Interceptan 72 bellotas de hachís en el estómago de un interno que salió de permiso
Placa realizada a un interno que intentó introducir droga en prisión.

En 2018, más de 450 personas privadas de libertad fallecieron por sobredosis. Speed, cocaína y heroína, mezclada en muchos casos con barbitúricos que se suministran a los reclusos enfermos en prisión, se convierten en un coctel letal para cientos de presos cada año.

Interceptan 72 bellotas de hachís en el estómago de un interno que salió de permiso
Fallecidos en prisión. Fuente: Tu abandono me puede matar

En los últimos 80 días 48 internos han pedido la vida. Datos que colisionan frontalmente con la apuesta de Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias, por el régimen abierto. Según Ortíz, este sistema proporcionaría las condiciones adecuadas para que favorecer la reinserción de los internos. Un argumento que los trabajadores de prisiones quienes niegan, ya que acusa a la secretaría general de “apenas destinar recursos para los tratamientos y la reinserción”.

Últimas noticias