Un informe científico alerta de que el contagio combinado de COVID y gripe puede ser 6 veces más letal

"El impacto potencial del COVID-19 junto con la influenza en la morbilidad, la mortalidad y la capacidad de los servicios de salud es una preocupación importante a medida que se acerca el invierno del hemisferio norte"

Un informe científico ha alertado de un peligroso factor en plena escalada del coronavirus: la combinación del COVID-19 con la gripe. Un peligro que puede multiplicar por seis la letalidad en los pacientes. Se trata de un estudio preliminar divulgado en uno de los canales de publicación rápida más importante de la comunidad científica: Medrxiv.

El estudio se denomina ‘Interacciones entre el SARS-CoV-2 y la influenza y el impacto de la coinfección en la gravedad de la enfermedad: un diseño de prueba negativa’. El término ‘influenza’ hace referencia al virus de la gripe. El portal científico cuenta con la colaboración de la Universidad de Yale, BMJ y el Cold Spring Harbor Laboratory.

En el estudio se destaca que «el impacto potencial del COVID-19 junto con la influenza en la morbilidad, la mortalidad y la capacidad de los servicios de salud es una preocupación importante a medida que se acerca el invierno del hemisferio norte». El documento añade que «este estudio investiga la interacción entre la influenza (gripe) y COVID-19 durante la última parte de la temporada de influenza 2019-20 en Inglaterra».

Los «métodos» empleados en el estudio son los siguientes: «Los individuos sometidos a pruebas de influenza y SARS-CoV-2 se extrajeron de los sistemas nacionales de vigilancia entre el 20/01/2020 y el 25/04/2020. Para estimar la infección por influenza sobre el riesgo de infección por SARS-CoV-2, análisis univariables y multivariables sobre las probabilidades de SARS-CoV-2 en aquellos que dieron positivo a la influenza en comparación con aquellos que dieron negativo a la influenza».

Los resultados son más que preocupantes. Porque si bien «el riesgo de dar positivo en la prueba del SARS-CoV-2 fue un 68% menor entre los casos de influenza positiva, lo que sugiere una posible competencia patógena entre los dos virus», el «hallazgo» negativo del estudio se basa en que «los pacientes con coinfección tenían un riesgo de muerte de 5,92 (IC del 95%, 3,21-10,91) veces mayor que entre los que no tenían influenza ni SARS-CoV-2, lo que sugiere posibles efectos sinérgicos en los individuos coinfectados».

Pacientes con coinfección

Es más, «las probabilidades de uso del ventilador o muerte e ingreso en la UCI o muerte fueron mayores entre los pacientes con coinfección que mostraron una fuerte evidencia de un efecto de interacción en comparación con el SARS-CoV-2 / influenza actuando de forma independiente».

La «interpretación» final del estudio apunta, de este modo, a que «la cocirculación de estos virus podría tener un impacto significativo en la morbilidad, la mortalidad y la demanda de servicios de salud».

Esta advertencia debería ser tenida en cuenta, por ejemplo, por el Gobierno de Pedro Sánchez. Y es que, mientras el Ejecutivo socialcomunista señala directamente a Madrid, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) de la UE ha advertido ya de que el riesgo de contagio actual de la pandemia no sólo es muy elevado y preocupante en la región que preside Isabel Díaz Ayuso, sino en el resto de las comunidades autónomas: todas, a excepción de Asturias, se encuentran ya en el nivel más elevado de peligro que establecen sus criterios.

El centro de referencia para el control de enfermedades infecciosas de la Unión Europea, el ECDC, considera que un país está en serios problemas si tiene más de 120 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes registrados en los últimos 14 días. Ese organismo situaba ese riesgo de contagio el miércoles 16 de septiembre en 281 casos por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, la UE no sólo lleva un control del país en su totalidad, sino también de todas las comunidades autónomas. Y España no sale bien parada: todas están actualmente en el máximo nivel de riesgo de contagio. Exceptuando a Asturias, que ha empeorado seriamente sus datos pero aún se mantiene dentro de la media europea, con una incidencia acumulada similar a la que muestran en estos momentos Bélgica o Países Bajos.

La UE recuerda, así, al Gobierno de Pedro Sánchez que el problema en España con la pandemia no sólo es cuestión de Madrid, pese a que es la región que ahora mismo muestra peores datos. Toda España se encuentra en una situación límite en cuanto a riesgo de contagio.

En caso de sumarse a este riesgo propio, el señalado en el estudio científico de un posible disparo de la mortalidad por la combinación del COVID-19 con la gripe, el resultado podría ser de especial gravedad.

Lo último en España

Últimas noticias