Crisis del coronavirus

Illa comunica a Madrid que la mitad de sus 90.000 vacunas de la próxima semana irán a otras regiones

Illa Madrid vacunas
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; conversa con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Foto: EFE

El Ministerio de Sanidad ha comunicado a la Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso, que la próxima semana tan sólo recibirá la mitad de las dosis de la vacuna que estaba previsto entregarle. De las 90.000 dosis que ya esperaba el sistema sanitario madrileño, tan sólo llegarán en torno a 45.000. La mitad. El resto, según le ha trasladado el departamento de Illa a Madrid, serán derivadas a otras comunidades que no previeron posibles cortes de suministros y se han quedado sin reservas para inocular la segunda dosis.

Madrid no sale de su asombro: tras denunciar este jueves en la Asamblea la situación de parálisis en la que se encuentra su plan de vacunación por culpa del Ministerio de Sanidad, desde el departamento que dirige Illa les han confirmado que las irregularidades se alargarán al menos una semana más.

Las 90.000 dosis que Madrid esperaba para la próxima semana, una cifra «ya de por sí insuficiente» según ha confirmado OKDIARIO de fuentes del Gobierno regional, van a ser reducidas a la mitad, apenas 45.000. Un número insuficiente para retomar con intensidad la campaña de vacunación, que ya había alcanzado el 85% de las dosis entregadas. El 15% restante es la reserva que Madrid diseñó de cara a evitar los efectos de posibles retrasos en las entregas, que podrían afectar a aquellos pacientes de residencias o sanitarios que aún esperan la segunda dosis.

Es precisamente esa estrategia de previsión a la que Sanidad se ha agarrado para perjudicar a Madrid en el reparto de esta y la próxima semana. Las vacunas que la Comunidad recibirá de menos, en torno a 45.000, irán destinadas a regiones en las que sus consejerías de Sanidad optaron por dedicar la totalidad de sus viales a las primeras dosis.

Premiar la «imprevisión»

De esta manera, las comunidades que se lanzaron a una guerra de cifras por vacunar en las primeras semanas a cuantas más personas mejor, la próxima semana se verán recompensadas por el Ministerio de Sanidad. En cambio, territorios como Madrid verán ralentizada su campaña por pecar de previsión. «El Ministerio está penalizando a quienes habían planificado bien», recalcan desde la Comunidad.

Este jueves, la Comunidad de Madrid ha mostrado su profundo malestar con el «mal hacer» del Ministerio de Sanidad, que al entregar tan sólo la mitad de las dosis de la vacuna previstas para esta semana ha provocado que se tenga que suspender la vacunación de sanitarios de primer línea contra el Covid. Los servicios de Salud madrileños esperaban un total de 48.500 dosis, pero sólo se les ha entregado la mitad, unas 24.000. El resto, denuncian, han ido destinadas a otras comunidades que, a diferencia de Madrid, no habían previsto posibles interrupciones en la cadena de suministro y no habían guardado sus segundas dosis.

Sanidad vuelve así a perjudicar a Madrid, alegando que todo es consecuencia de las dificultades que está encontrando el laboratorio Pfeizer, productor de la vacuna mayoritaria que hoy se inocula en España, para entregar a tiempo las dosis prometidas. Según el fabricante, los retrasos se originan en las obras de adecuación de una de sus plantas de Bélgica. El suministro sólo se ha visto afectado en Europa, mientras en Estados Unidos continúa sin percances.

Sin vacunas para sanitarios

Los efectos de esta decisión del Gobierno de Pedro Sánchez tienen graves efectos para la operatividad del sistema sanitario madrileño. Los viales derivados a otras regiones iban destinados a finalizar la campaña de vacunación entre los sanitarios que luchan en primera línea contra el coronavirus.

Al faltar las dosis necesarias, explican fuentes de la Comunidad, la región ha tenido que paralizar los planes de vacunación en su red hospitalaria y posponerlos hasta que haya suficientes dosis como para asegurarles la segunda inoculación. La que les inmunizará de cara a su labor profesional, por la que se han convertido durante la pandemia en el colectivo social con mayor índice de contagios en el entorno laboral.

No es la primera vez que el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso denuncia una situación similar por parte de Sanidad. En diciembre, nada más conocerse el reparto inicial de dosis, Madrid constató que el departamento de Illa le dejaba sin 2 de cada 3 de las vacunas prometidas.

30.000 dosis para Andorra

La noticia de la suspensión de la vacunación en Madrid por falta de dosis entregadas por Sanidad se conoce tan sólo un día después de que el ministerio que dirige Salvador Illa, candidato del PSC a las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero, haya entregado a precio de coste 30.000 vacunas a Andorra.

Se da la circunstancia de que en el Principado residen casi 14.000 catalanes con derecho a voto, por lo que muchos han señalado este gesto como un movimiento electoralista del titular de Sanidad.

Lo último en España

Últimas noticias