El Gobierno esconde a Bildu en el temario que instruirá en las aulas sobre ETA

Pedro Sánchez Bildu

Los ministros de Educación e Interior, Pilar Alegría y Fernando Grande-Marlaska, han presentado esta semana las unidades didácticas del proyecto Memoria y Prevención del Terrorismo, un material pedagógico que se utilizará en distintas asignaturas de Secundaria. En los cinco manuales que forman parte del proyecto no hay mención alguna a Bildu, partido que no ha condenado la violencia terrorista, que defiende los homenajes a los etarras a su salida de prisión y que equipara a las víctimas y a sus verdugos. Y que se ha convertido en aliado preferente para Pedro Sánchez.

La presentación, que tuvo lugar el pasado lunes en Pamplona, llega sólo unas semanas después de que la formación de Arnaldo Otegi respaldase los Presupuestos de Sánchez. Unas cuentas que permiten al socialista mantenerse en La Moncloa. El acto contó con la asistencia de la presidenta de Navarra, la socialista María Chivite, que también hace poco más de un mes pactó sus Presupuestos con Bildu.

“El sistema educativo puede y debe contribuir a que la intolerancia y el fanatismo no aniden en el alma de nuestros y nuestras jóvenes. Estas unidades didácticas introducen en la escuela la crudeza, pero también la honestidad y el compromiso necesarios para distinguir el bien del mal, y evitar que haya nuevas generaciones que tengan la misma tentación de apoyar la violencia sectaria”, señaló Alegría.

Marlaska -que ha completado los acercamientos de etarras a las cárceles del País Vasco y Navarra- añadió: «Queremos para España una democracia plena, y ninguna democracia digna de tal nombre lo será si no ampara y reconoce a quienes, de manera injusta, han sido atacados, perseguidos y amenazados y que siguen siendo un referente para todos nosotros».

El proyecto Memoria y Prevención del Terrorismo es una iniciativa conjunta de los Ministerios del Interior y de Educación y Formación Profesional que se inició hace tres años con el objetivo de elaborar materiales didácticos que desarrollasen los contenidos incluidos en el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato referentes a la historia del terrorismo.

«Humanidad»

En las páginas de ese temario se invita a los alumnos a hacer una reflexión sobre el terrorismo desde «la humanidad».

«El terrorismo es un acto violento que excluye al adversario hasta destruirlo. Lo que vamos a contraponer entonces es la racionalidad discursiva y comunicativa a la irracionalidad fanática. El reconocimiento del adversario frente a su exclusión, la apertura al otro frente al sectarismo. La humanidad frente al odio», se puede leer. Según los autores, «sólo puede haber diálogo, es decir, argumentación compartida que implica una escucha del otro, si hay respeto hacia el otro, si lo reconocemos como un sujeto, como un igual».

También se destaca que un terrorista puede convertirse en víctima de un atentado al ser asesinado «bien por un grupo de ideología opuesta, bien por antiguos compañeros tras desvincularse de la organización». En ese caso, se indica que «la condición de agresor que haya tenido una persona no invalida la condición de víctima de una violencia injusta si esto ocurre, y obliga a los mismos criterios de respeto, solidaridad y justicia hacia esa persona en ese plano de la victimización que ha sufrido».

Sobre los GAL, uno de los asuntos que ha enfrentado al PSOE con sus socios de Podemos -reclamaron una investigación en el Congreso sobre el ex presidente Felipe González- señala que es «injustificable en un Estado democrático» y que «fue un tipo de antiterrorismo ilícito, parapolicial, que empleó los mismos métodos terroristas que aquellos (ETA) a quienes decían combatir».

Condenados

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, fue condenado por la Audiencia Nacional en 1989 a seis años de cárcel por el secuestro en 1979 del director de la fábrica de Michelin Luis Abaitua, pena que cumplió entre 1987 y 1993.

En 2006 también fue condenado a quince meses de prisión por la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo, debido a su participación en el homenaje al histórico miembro de ETA José Miguel Beñarán, Argala, en diciembre de 2003.

La diputada y portavoz del partido en el Congreso, Mertxe Aizpurua, fue condenada en 1984 por la Audiencia Nacional por enaltecimiento del  terrorismo de ETA en un editorial, titulado Por los soldados vascos de ayer y de hoy que fue calificado por los jueces como «una proclama revolucionaria en defensa de la lucha de la organización armada y un homenaje a sus militantes», «una clara defensa y alabanza de la organización terrorista y de sus integrantes».

Lo último en España

Últimas noticias