Crisis del coronavirus

Las feministas de Podemos desafían la prohibición del Gobierno en Madrid y se manifestarán el 8M

El colectivo convocante de la concentración de Callao avanza que recurrirá la desautorización

Franco revela que 104 manifestaciones en esta región podían reunir a más de 60.000 personas

Podemos alienta el 8M con una incidencia 9 veces mayor que las 'manifas cayetanas' que criticaba

8M
Una manifestación del 8M a su paso por Atocha. (Foto: E. Falcón / F. Toledo)

Se avecina conflicto interno por el 8M. Las propias ultrafeministas afines al Ejecutivo de PSOE-Podemos criticaron este jueves en las redes sociales la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid de prohibir las manifestaciones convocadas para el 7 y 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, por la alta incidencia de coronavirus en la región.

Una orden directa de Moncloa que llega después de que la semana pasada el delegado José Manuel Franco (PSOE) afirmara que se permitirían las movilizaciones de hasta 500 personas. Ello, pese a desaconsejarlo la Consejería de Sanidad de la Comunidad por la situación de «riesgo extremo».

En declaraciones a la prensa este jueves, el delegado del Gobierno en Madrid reveló que las 104 manifestaciones prohibidas para sendos días podrían haber reunido a más de 60.000 personas, compartiendo en algunos casos incluso itinerarios.

Desde la Comisión 8M, más cercana al partido de Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero, reaccionaron así en Twitter: «El derecho a manifestación es un derecho democrático. Salimos durante los meses más duros de confinamiento a cuidar de nuestras vecinas, salimos a trabajar, salimos a consumir… Pero quieren prohibirnos salir a protestar. El movimiento feminista estará el 8 de marzo», señalaron estas activistas,  sin desconvocar expresamente las decenas de concentraciones anunciadas estos días. «El 8M estaremos presentes. Porque nuestras vidas siguen, y el feminismo también», incidieron

De hecho, la Comisión 8M viene llamando a manifestarse en cuatro puntos del centro de Madrid (Sol, Cibeles, Embajadores y plaza de Carlos V), en otros seis barrios de la capital (Puente de Vallecas, Latina, Moratalaz, Hortaleza, Arganzuela y Lavapiés) y en otros 19 municipios de la Comunidad (Parla, Getafe, Móstoles, Alcorcón, Majadahonda, Rivas Vaciamadrid, Coslada, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Collado Villalba, Navalagamella, Valdemorillo, El Escorial, Cercedilla, Galapagar y Colmenarejo).

8M
Mapa de la concentraciones del 8M prohibidas en Madrid por la Delegación del Gobierno.

Para esta edición y tras lo ocurrido con el infectódromo del año pasado, las ultrafeministas de la Comisión 8M lanzaron la consigna interna de no acudir masivamente a una manifestación unitaria (la principal en 2020 reunió a 120.000 personas en la capital con el virus ya desbocado), sino «deslocalizar» la convocatoria priorizando la asistencia a las concentraciones más cercanas, aquellas previstas en los citados municipios de la Comunidad de Madrid. Todo ello con el espíritu de «tomar» las calles.

Asimismo, desde el Movimiento Feminista de Madrid, más próximo al PSOE y UGT, también cuestionaron la orden de Moncloa en su perfil de Twitter: «Han salido a manifestarse sin distancia de seguridad y sin la resistencia de la Delegación del Gobierno los sanitarios, los fascistas, los repartidores a domicilio… Pero las feministas tendremos que quedarnos en casa como buenas mujeres. No quedará así», señalaron. Este colectivo, que había convocado una concentración en la Plaza del Callao el 8-M asegurando que no acudirían más de 250 personas, avanzó este jueves que recurrirá la desautorización.

Por su parte, desde el Sindicato de Estudiantes agitaron directamente estas convocatorias tras conocerse la prohibición: «El delegado de Gobierno en Madrid prohíbe las movilizaciones del 8 de marzo como sucedía en la dictadura. Totalitarismo NO, basta ya de represión contra el movimiento feminista. El 8M nos vemos en las calles», jalearon.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha acordado, tras estudiar todas las propuestas de convocatorias de manifestaciones y concentraciones, prohibir todas las que han sido comunicadas previstas para el domingo 7 y el lunes 8 de marzo de 2021 en la región.

La institución ha tomado esta decisión en coordinación con Moncloa tras «estudiar detalladamente» cada una de las peticiones presentadas (recorridos establecidos, previsión de asistencia, duración y lugares de celebración, entre otros detalles), y teniendo en cuenta las posibles confluencias de distintas concentraciones multitudinarias en varias zonas de Madrid.

«Se ha tomado la decisión firme de prohibir, por motivos de salud pública, todas las manifestaciones y concentraciones convocadas, en un momento en el que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional», indicó la Delegación del Gobierno.

Lo último en España

Últimas noticias