Crisis en Ciudadanos

El ex portavoz adjunto de Aguado: «Se nos presionó para firmar una moción de censura contra Ayuso»

Ver vídeo

El hasta ahora portavoz adjunto de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Sergio Brabezo, ha asegurado que a los diputados de la formación naranja se les «presionó para firmar una moción de censura contra la presidenta Ayuso, que proponía a Ignacio Aguado como su sustituto».

Así lo expone en la carta en la que Brabezo ha comunicado este martes su baja como afiliado en Ciudadanos. El diputado en la Asamblea de Madrid se ha mostrado muy crítico con la dirección de Inés Arrimadas:

«La deriva insensata de Ciudadanos puede dar la presidencia de la Comunidad de Madrid a Errejón e Iglesias. Ya no reconozco al partido político al que me afilié con tanta ilusión porque Arrimadas ayer cerró esta crisis en falso y sin ninguna autocrítica. Por todo ello, me veo empujado a abandonar Ciudadanos y darme de baja del partido. Por todo esto, no quiero perder esta oportunidad para solicitar a todos los simpatizantes y votantes de Ciudadanos que unan su voto para hacer frente a Pedro Sánchez. Yo lo tengo claro, frente a ellos elijo siempre la libertad», expone Brabezo en la misiva, en la que comunica su salida de la formación.

El parlamentario señala que «el miércoles 10 de marzo, día de la moción de censura de Ciudadanos que provocó la convocatoria de elecciones de la Presidenta Isabel Díaz Ayuso, fue un punto de inflexión».

«Ciudadanos Madrid no sólo intentó frenar la convocatoria de elecciones de manera torticera aliándose con el sanchismo, sino que a los diputados naranjas se nos presionó para firmar una moción de censura contra la presidenta Ayuso, que proponía a Ignacio Aguado como su sustituto», señala.

En un vídeo, Brabezo reprocha que «en el centro político no puede existir el insulto» y destaca que «estos últimos días Aguado  ha insultado a la presidenta Díaz Ayuso una compañera de gobierno, una persona, eso no es el centro político».

«Tampoco es el centro político atacar a los medios de comunicación que no titulan como uno quiere, eso no formaba parte del proyecto de Albert Rivera, y eso es lo que ha hecho Aguado en Twitter y diferentes redes sociales, donde estaba actuando como si fuera Pablo Iglesias atacando a los medios de comunicación que no le son afines», prosigue.

«Creo que Ciudadanos ha perdido sus principios y valores que hicieron que este partido se expandiera en toda España. No podemos continuar por ese lado, pero veo que la dirección nacional decide que esa es la estrategia correcta para abandonar los principios del partido de Albert Rivera. No puedo continuar en Ciudadanos, no siento que yo abandone Cs sino que Cs me ha abandonado a mí. Lo único que puedo pedir a todos los simpatizantes y votantes de Cs es que unifiquen su voto, porque ahora tenemos las elecciones más importantes en España, que son en la comunidad de Madrid donde Pablo Iglesias puede ser el presidente de la Comunidad», advierte.

Brabezo no ha sido el único que este martes ha comunicado su renuncia. La también diputada Marta Marbán ha indicado: «No me identifico con lo que está pasando dentro de Ciudadanos y lo que no se comprende no se defiende. Así que he llegado hasta aquí, ha sido maravilloso, pero no continúo». Y ha añadido: «Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen».

Cierre en falso

Estas bajas se conocen después de que Inés Arrimadas se haya negado a hacer autocrítica por el fiasco de la moción de censura en Murcia. Arrimadas cerró en falso la crisis interna de su formación limitándose a ampliar el comité ejecutivo del partido.

Este fin de semana se conoció la salida de Fran Hervías, hasta ahora senador de  Ciudadanos y ex secretario de Organización del partido naranja, quien anunció además su incorporación al Partido Popular. Muy crítico, Hervías anunció su marcha con una carta en la que explicaba: «Por mis valores y convicciones no puedo seguir representando a un partido que ha cambiado su ideología y que se ha convertido en parte del problema y no de la solución».

«España está gobernada por una banda, cuyo único objetivo es aniquilar nuestro marco constitucional. Hoy nuestro país se debate entre ser una nación de ciudadanos libres o ser el proyecto rupturista y de caos del sanchismo, entre los que amamos España o los que la quieren aniquilar, entre los que defendemos nuestro marco constitucional o los que buscan dinamitarlo», añadía en la misiva, en la que opinaba que el país necesita un proyecto «que piense más en el interés general que en los votos, un proyecto en el que el interés de España esté por encima de todo».

Lo último en España

Últimas noticias