ERC celebra las cesiones de Sánchez: «Ya sólo queda que nos deje votar un referéndum»

referéndum
Oriol Junqueras y Pedro Sánchez

Primer paso en la hoja de ruta pactada entre ERC y el PSOE para dejar sin efecto el golpe separatista en Cataluña de 2017 y perpetrar uno nuevo con permiso del Estado. La derogación del delito de sedición y la rebaja del delito de malversación son el siguiente paso, tras los indultos, pero no el último. ERC tiene claro que «ya sólo queda» que les «deje votar un referéndum». Tras reconocer que hasta ahora, han «conseguido todo» lo que han «pedido e incluso más», aseguran que «Sánchez está siendo el mejor aliado».

Este viernes, tras registrar la enmienda en el registro del Congreso, Esquerra recordaba al PSOE que su «objetivo es la amnistía y el referéndum». Lo primero, de facto, ya se lo ha dado Sánchez a los separatistas dejando a Oriol Junqueras y el resto de golpistas a un paso de estar únicamente condenados por el delito de desobediencia. Una cesión prácticamente gratuita para los que intentaron poner patas arriba el estado de derecho. De hecho, ERC celebra que «el Estado vuelva a utilizar el delito de malversación de forma arbitraria para perseguir al movimiento independentista».

Los de Junqueras ponen en valor que «cualquier paso que acerque a la desjudicialización y aleje la capacidad represiva del Estado es buena noticia para cualquier movimiento de protesta o disidencia política». Justo lo que han conseguido en estas últimas horas con concesiones por parte de Sánchez, sin prácticamente nada a cambio, más allá de su apoyo a los Presupuestos, en los que ERC también sacó 900 millones de euros para inversiones que debería ejecutar el Estado y que el Gobierno deja en manos de los separatistas.

El diálogo para dar un marco legal en el Estatut a la celebración de un referéndum hace meses que está abierta. Moncloa y Generalitat, a través de la mesa de negociación, trabajan en una reforma estatutaria que incluiría la posibilidad de realizar refrendos y consultas populares de cualquier cosa. Algo que el Govern pudo hacer, durante un tiempo, a través de una ley de consultas que fue declarada inconstitucional.

Sedición

Con la derogación del delito de sedición, y la sustitución del mismo por un delito de desórdenes públicos agravados, ERC quiere suprimir directamente el apartado relativo a «las ocupaciones pacíficas de locales, establecimientos, oficinas o domicilios». Es lo que en su momento, durante el referéndum de 2017, fue considerado un tumulto y lo que llevó a los líderes de la ANC y Ómnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, a ser los primeros en pisar la cárcel tras el asedio en la Consejería de Economía y Hacienda.

Con esta exigencia de los separatistas ERC, que quiere que sea incorporada en el texto final de la reforma, se aseguraría que otro 1-O pudiera ser delito, al margen del marco legal del Estatut que trabajan ambas administraciones. En 2017 se ocuparon de forma pacífica colegios electorales en Cataluña para habilitarlos como sedes de votación, algunos de los cuales tuvieron que ser desalojados a la fuerza por policías y guardias civiles.

Desde la formación que lideran Oriol Junqueras -uno de los principales beneficiarios de esta reforma legislativa- y Pere Aragonés aseguran que este tipo de ocupaciones no producen una afectación de la paz pública y, por tanto, estas conductas no reúnen el suficiente nivel de lesividad como para reclamar la intervención del Derecho Penal.

Lo último en España

Últimas noticias