El equipo de Sáenz de Buruaga añadió y quitó votantes a lápiz en el congreso del PP de Cantabria

pp cantabria
La presidenta regional del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (Foto: EFE).

Los equipos de Sáenz de Buruaga modificaron las listas de compromisarios que podían votar añadiendo y quitando votantes con anotaciones a lápiz durante el propio transcurso de la jornada en la que se tenía que votar y elegir al presidente del PP de Cantabria. Además, tras las quejas de varios de los afiliados presentes, ocultaron algunas de las actas de votación para que no se pudiese comprobar.

Todo ocurrió en el propio congreso del partido y ante los ojos de algunos de los compromisarios que decidieron interponer una demanda adicional a las ya conocidas ante la sensación de que todo estaba preparado para amañar el resultado y conseguir que María José Sáenz de Buruaga acabase siendo la presidenta regional del partido.

Así lo plasmaron en una “demanda de juicio ordinario frente a la entidad u organización política Partido Popular” algunos de los afiliados presentes en la votación.

Entre las denuncias realizadas por estos afiliados se encuentra “la falta de entrega del Acta de las elecciones del 8 de marzo a la interventora.

de mesa propuesta por D. Ignacio Diego, Sra. Natividad Pérez Salazar, por parte del Presidente y Secretaria de mesa, D. Miguel Gonzalez González y Da Leticia Vila Borrajo, ambos afines y compromisarios electos a la candidatura de la Sra. Sáenz de Buruaga”.

Los asistentes denunciaron igualmente “la desaparición en el listado de varios compromisarios que resultaron elegidos el 8 de marzo en la circunscripción de Laredo sin ningún tipo de explicación o motivo, hecho constatado por la Sra. Gómez Quintana 2 días antes de la elección del 25 de marzo”. “Citados compromisarios habían manifestado su voluntad de votar al Sr. Diego y fueron excluidos sin motivo legal alguno”. En concreto la demanda señala en esta situación a “D. Angel Lanuse Senderos, Da Beatriz Caballero García, D. Luis Alberto Incera Larrañaga, Da Carmen Hazas Lavín y D. Eusebio Pérez Belastegui”. Hay que recordar que la candidatura de la actual presidenta gana por cuatro votos.

La demanda añade más irregularidades: “Estando como interventora de la mesa 4 mi representada, Sra. Gómez Quintana, el 25 de marzo pudo comprobar cómo una persona que no estaba incluida en el censo o listado de compromisarios votó por imposición de la Presidenta de la Comisión del Congreso, Da Jesusa Sánchez Gómez, quien obligó al Presidente y Secretario de esa mesa a incluirla en el censo, escribiendo sus datos a bolígrafo y al final del listado de dicho censo”.

El equipo de Sáenz de Buruaga añadió y quitó votantes a lápiz en el congreso del PP de Cantabria

Es más, “pese a las quejas de la Sra. Gómez Quintana por este hecho y el precedente, no se quiso incluir tales anomalías en el Acta de escrutinio”.

Los hechos son similares a los descritos por otro afiliado que cursó una denuncia esa misma tarde del 25 de marzo ante la comisaría de Policía Nacional, tal y como publicó ayer OKDIARIO. Y es que hay una denuncia adicional por haberse permitido que compromisarios sin presentar la acreditación accedieran a las urnas y depositaran su voto.

Un amaño más

De confirmarse estas denuncias, parte de los votos depositados durante la jornada de elección del jefe de filas del partido en Cantabria habrían carecido de la necesaria comprobación, con lo que no podría saberse si sus votos fueron válidos o formaron parte de un nuevo amaño.

Por ahora, y con las pruebas a las que ha tenido acceso este diario, se ha confirmado que los máximos responsables de la actual dirección del PP de Cantabria participaron en una trama que utilizó a una persona con discapacidad mental para amañar el congreso regional del partido, en el que María José Sáenz de Buruaga fue elegida presidenta.

El marido de Sáenz de Buruaga; la actual secretaria general del partido, María José González Revuelta; la presidenta del comité electoral del PP de Cantabria, Isabel Urrutia; y un diputado autonómico participaron personalmente en la operación, tal como acredita la documentación judicial a la que ha tenido acceso este diario.

Miembros de la candidatura de Sáenz de Buruaga abrieron el 27 de febrero de 2017 una cuenta a nombre del discapacitado Miguelín en la sucursal de Laredo de una entidad financiera. Desde esta cuenta bancaria, realizaron 511 transferencias  a través de Internet para que otros tantos militantes del partido pudieran votar en la elección de compromisarios.

La cuenta bancaria fue cancelada tan sólo una semana después, el 6 de marzo. Es decir, la cuenta fue creada expresamente para este fin, y luego eliminada rápidamente. Todo ello, utilizando la identidad de una persona con discapacidad mental que está diagnosticada por el Instituto Cántabro de Salud.

La nueva denuncia abre una posible vía de fraude adicional. Según el documento al que ha tenido acceso este diario, el “25/03/2017 en el Palacio de Exposiciones de Santander”, donde se celebraban en esa fecha “las elecciones” regionales para elegir al presidente del partido, a las “17:00” y tras haber votado el denunciante “observa irregularidades en el proceso de votación, tales como que han anotado a mano a dos personas que a su vez han votado, y que, a juicio del denunciante, carecían de acreditación como compromisarios, acción que está prohibida, por lo cual solicita que se investiguen los hechos por si se hubiera incurrido en un fraude”, señala el atestado presentado ante la Policía Nacional.

Hay que recordar que el cúmulo de irregularidades recae sobre unas elecciones que se dirimieron por exactamente cuatro votos. Y, por el momento ya se conoce que 511 votos contaron con el pago de cuotas externo y existe una denuncia por aceptar votos sin comprobar.

Lo último en España