El juez obliga a readmitir en el PP al afiliado que denunció el pucherazo del Congreso de Cantabria

Ramón Arenas
El militante que denunció el pucherazo del Congreso del PP de Cantabria, Ramón Arenas San Martín.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander ha anulado la sanción impuesta por el PP a su ex secretario general en Laredo, Ramón Arenas San Martín, y le ha restituido la condición de afiliado. Ramón Arenas fue precisamente quien, el pasado mes de marzo, denunció que había sido amañado el Congreso regional del PP de Cantabria, al utilizar a un discapacitado físico y psíquico para pagar las cuotas de 491 militantes.

Pero la sanción que ahora ha anulado la Justicia se remonta a hechos anteriores. En su condición de secretario general del PP de Laredo, Ramón Arenas publicó en junio de 2015 un comentario en Facebook en el que calificaba como "un histórico varapalo en las urnas" en resultado que el partido había obtenido en las elecciones municipales del 13 de junio.

"Aceptemos que una parte del mismo se ha debido a la creciente ola de indignación a nivel nacional", escribió, instando a "trabajar desde el Partido Popular a nivel nacional en beneficio general de los ciudadanos de Laredo". De este modo, informaba en la red social sobre el balance que la junta local del PP había realizado sobre los recientes resultados electorales.

Al respecto, recordó las palabras del entonces presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego: "El resultado ha sido malo, sin paliativos, y buscar cualquier otro calificativo sería un error y un auto engaño".

Sancionado por escribir en Facebook

El Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP resolvió el 12 de diciembre de 2016 suspender de militancia durante dos años a Ramón Arenas, por considerar que su publicación en Facebook resultaba "desleal" para el partido.

Esta sanción se dictó en aplicación del artículo 14.1 de los Estatutos del PP, que tipifica como infracción grave "la realización de declaraciones y manifestaciones públicas en nombre del Partido que comprometan políticamente al mismo sin contar con la autorización expresa" del presidente de la junta local.

Ahora, la Justicia ha anulado esta sanción, ha restituido a Ramón Arenas en la condición de afiliado y ha condenado al PP a pagar las costas judiciales. La sentencia dictada por el juzgado de Instrucción número 1 de Santander señala que las expresiones "un histórico varapalo en las urnas" y "desastroso resultado municipal" son "contundentes, pero no son ofensivas ni despectivas".

El comentario publicado en Facebook, añade la resolución judicial, no contiene "fuertes críticas al funcionamiento interno" del partido que puedan justificar la sanción impuesta. El juez recuerda además que, según la Constitución, los partidos políticos deben tener un "funcionamiento democrático" que garantice la participación de los militantes "en la toma de las decisiones y en el control de su funcionamiento interno".

Archivo ‘exprés’ de la querella

Ramón Arenas San Martín ha sido teniente de alcalde y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Laredo. El pasado mes de marzo, denunció públicamente que miembros del PP habían utilizado a un discapacitado de su municipio para pagar las cuotas de 491 militantes, con el fin de que pudieran votar en el Congreso regional del partido en Cantabria.

Gracias a esta maniobra, María José Saénz de Buruaga fue elegida presidenta del PP de Cantabria al obtener sólo cuatro votos más que su rival, el ex presidente autonómico Nacho Diego. Estos hechos han dado lugar a la presentación de una querella contra Sáenz de Buruaga y dos de sus más estrechas colaboradoras.

La Sala de lo Civil y Penal del TSJC ha desestimado la querella en apenas 24 horas, pero el letrado que presentó las acciones penales en representación de tres destacados militantes del PP, Aníbal Álvarez García, ha adelantado a OKDIARIO que recurrirá la resolución.

Lo último en Investigación