OKENCUESTA

Ciudadanos paga su deslealtad: pierde hasta 12 diputados y sólo Igea sacaría su escaño

Encuesta electoral Ciudadanos
Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea. (Foto: EP)

La deslealtad se paga en las urnas. Y Ciudadanos va camino de encajar otro serio revés en la política española tras su descalabro en Madrid el pasado 4 de mayo. En caso de celebrarse hoy las elecciones en Castilla y León previstas para el 13-F, los naranjas pasaría de ser tercera fuerza y haber formado parte del Gobierno autonómico a una mínima representación: de 13 escaños a sólo uno, el del cabeza de cartel y ex vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

Así lo refleja la encuesta elaborada por Data10 para OKDIARIO a un mes de la celebración de estos comicios, que fueron adelantados por el presidente Alfonso Fernández Mañueco (PP) por sorpresa. La razón: la pérdida de confianza en su socio de Gobierno, del que fueron cesaron los cuatro consejeros naranjas el pasado 20 de diciembre, día de la disolución de las Cortes regionales y anuncio del anticipo electoral.

El sondeo de Data10, realizado del 4 al 6 de mayo a partir de 1.000 entrevistas, sitúa a Mañueco, presidente en funciones, con 40 escaños, esto es, a sólo un diputado de la mayoría absoluta (41) tras ganar 11 actas más  y subir en 8,6 puntos, con un 40,1% de los apoyos. En cambio, Ciudadanos ni siquiera llegaría al 5% (con un 4,9%) y sería quinta fuerza en votos (la última con representación). Podemos también tendría un solo escaño y Unión del Pueblo Leonés (UPL), dos. Mientras que Por Ávila se quedaría fuera.

Sólo el ex vicepresidente y ex consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ahora cabeza de lista por Valladolid sin primarias, conservaría el escaño. Los naranjas perderían su escaño en Ávila, los dos de Burgos, los dos de León, el de Palencia, los dos de Salamanca, el de Segovia, dos de los tres de Valladolid y el de Zamora. Por Soria, Cs no logró ningún procurador en 2019.

Encuesta de Data10 para OKDIARIO.

En concreto, el partido de Inés Arrimadas apenas cosecharía 64.000 votos frente a los 205.000 que obtuvo en los comicios regionales de 2019, cuando alcanzó el 14,96% de los votos y tuvo la llave del Gobierno. En lugar de pactar con el PSOE, que había ganado las elecciones por apenas 45.000 votos de ventaja sobre el PP, Cs apostó por que el PP siguiera presidiendo la Junta a cambio de un acuerdo de legislatura y de que el partido entonces dirigido por Albert Rivera asumiera el gobierno de algunas plazas como la alcaldía de Palencia.

Moción de censura

Sin embargo, este pacto de Gobierno saltó por los aires el pasado 20 de diciembre cuando Mañueco anunció el cese de los cuatro consejeros de Cs y el adelanto electoral por haberse producido contactos a sus espaldas entre los naranjas y Por Ávila de cara a los Presupuestos y manejarse desde hacía meses la posibilidad de una moción de censura de PSOE y Cs contra el PP, como ocurrió en Murcia y se barajó también en Madrid.

La subida del PP, a costa de los votos que pierde Ciudadanos, permitiría a los de Mañueco ser primera fuerza en todas las circunscripciones en votos y escaños, excepto en Burgos donde habría un empate a cuatro procuradores con el PSOE. En los comicios de 2019, el Partido Socialista fue la opción ganadora en apoyos en todas las circunscripciones, menos en Ávila y Salamanca, donde el PP se llevó la victoria. Ahora, en el conjunto de la comunidad, los de Luis Tudanca no pasaría de los 26 procuradores, dejándose nueve escaños y 5,9 puntos (28,9%).

Además, Mañueco podría gobernar en solitario con el apoyo externo de Vox, que pasaría a ser tercera fuerza (con 11 diputados y un 12,8% de las papeletas), como hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, desde el pasado 4-M.

Lo último en España

Últimas noticias