Investidura parlamentaria

Cesiones y eufemismos de Sánchez con el separatismo: de votar otro Estatut a "pasaron cosas" el 1-O

PSOE
Pedro Sánchez en la sesión de investidura en el Congreso de los Diputados. (Foto: Francisco Toledo).

El candidato socialista plantea a los independentistas catalanes mantener un diálogo en "dos ámbitos: Cataluña y el conjunto de Estado español"

El desafortunado término de Rufián para amenazar a Sánchez: "Cuidado con nosotros, somos manada"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha agradecido este martes a ERC que esté dispuesto a permitir que prospere su investidura. Y lo ha hecho tras realizar más cesiones al separatismo como una nueva "votación" de "autogobierno" y dedicarle un rosario de eufemismos sobre el golpe de Estado en Cataluña en otoño de 2017. ERC ha votado en contra en la primera votación pero ha dejado abierta la opción del botón verde el próximo jueves (Sánchez necesita más ‘síes’ que ‘noes’) si hay acuerdo entre PSOE y Podemos.

"Si hablamos de la crisis territorial, del pulso soberanista que se está viviendo ahora mismo en Cataluña, me gustaría decirle que consideramos que el problema en Cataluña es un problema de convivencia, no de independencia", ha empezado afirmado Sánchez en la réplica al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en esta segunda jornada de la sesión de investidura.

De este modo, evitando aludir a las agresiones en la calle, a los CDR, a los fugados y a los incumplimientos de la ley y las sentencias judiciales que se están produciendo en Cataluña, Sánchez se ha limitado a hablar de "pulso soberanista". También en el día de ayer, Sánchez afirmó en su contestación al líder del PP, Pablo Casado, que "el independentismo catalán claramente cometió equivocaciones en el año 2017".

"Meses aciagos"

De igual modo, el secretario general de los socialistas ha señalado este martes que "los líderes independentistas están siendo juzgado por el Tribunal Supremo porque hubo cosas que pasaron durante esos meses aciagos de la política española en que supuestamente pudieron cometer irregularidades e ilegalidades". Todo un rodeo para evitar decir que perpetraron un golpe de Estado en torno al 1-O. Ni siquiera se ha referido a los delitos de rebelión y malversación por los que han sido procesados los presos golpistas.

Junto a ello, Sánchez ha ofrecido a los separatistas catalanes una votación de "autogobierno" en torno al Estatut. "La crisis en Cataluña va a tener que ser respondida con una votación, sin duda alguna, nosotros queremos que Cataluña tenga de nuevo un autogobierno reforzado y tengan un Estatuto de autonomía. Y ustedes están planteado, poco más o menos lo que estamos viendo en el Reino, una votación para separar y confrontar", ha señalado Sánchez.

"Dentro del Estatuto de autonomía, se pueden encontrar vías de solución a esa crisis de Cataluña. Pero primero tienen que acabar con esas manifestaciones de que lo volverían a hacer y en segundo lugar sentarse en la mesa", ha insistido Sánchez a los republicanos.

"En dos ámbitos"

Y es que el candidato socialista ha planteado a los independentistas catalanes mantener un diálogo en "dos ámbitos: Cataluña y el conjunto de Estado español". De esta manera, Sánchez ha vuelto a conceder a los separatistas la "bilateralidad" que buscan en estas negociaciones. Fue precisamente la aceptación de una figura del "relator" por parte del Gobierno socialista la que derivó en una crisis ante la opinión pública que, junto a la falta de Presupuestos, provocó el anticipo electoral del pasado 28 de abril.

Entonces, a principios de año, los separatistas defendieron un diálogo a tres escenarios: en la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, en el Parlament y en otra "mesa nacional de partidos" en la que hubieran representantes de fuerzas nacionalistas como el PNV.

Lo último en España

Últimas noticias