Independentismo en Cataluña

Los españolistas pierden el miedo y aumentan los que limpian Cataluña de propaganda separatista

Españolistas quitan los lazos amarillos que colocan los separatistas en las calles de Barcelona.
Comentar

Los españolistas de Cataluña comienzan a perderle el miedo al separatismo. Prueba de ello es que cada vez son más los que deciden salir a las calles para limpiarlas de los lazos y símbolos amarillos que los independentistas colocan para apoyar a los golpistas encarcelados. Incluso cuando los separatistas convocan una manifestación, los constitucionalistas no dudan en quitar luego estos lazos golpistas en su presencia.

Los separatistas convocaron esta semana una manifestación en Barcelona para apoyar a los políticos catalanes presos. “Amarilleemos las calles”, era el lema escogido para esta concentración. El itinerario era pasar por las escuelas Augusta, Nausica y Niño Jesús, para llenarlas de churros amarillos, y terminar el recorrido delante del Departamento de Enseñanza de la Generalitat.

Los partidos separatistas de la CUP, ERC y JxCAT fueron los encargados de convocar esta manifestación, además de los CDR y entidades secesionistas como la ANC y Òmnium Cultural. Los colegios que salían en el itinerario fueron algunos de los que pusieron urnas en el referéndum ilegal del 1-O y en los que intervino la Policía Nacional.

Los españolistas pierden el miedo y aumentan los que limpian Cataluña de propaganda separatista
Cartel de la manifestación separatista

Los Grupos de Defensa y Resistencia (GDR), encargados de limpiar las calles de lazos amarillos, se organizaron también por las redes sociales para actuar contra la acción de los independentistas.

Apenas 120 independentistas acudieron a esta movilización. Fueron colocando a su paso multitud de lazos amarillos. “¡Queremos la independencia, queremos países catalanes!”, “¡Vosotros, fascistas, sois los terroristas!” y “¡’Libertad para los presos políticos!”, fueron las consignas que cantaron.

Al mismo tiempo, varios constitucionalistas les acompañaban a su paso para ir retirando los plásticos amarillos. Lo hacían a escasos metros, provocando los insultos y amenazas de los separatistas congregados.

“¿Cuánto os pagan por hacer esto?”, les preguntaban los separatistas a las personas que iban retirando la propaganda independentista. “Nosotros sólo limpiamos”, se limitaban a replicar. También se escucharon de fondo gritos como “¡Viva España!” para responder a los separatistas.

Finalmente la manifestación acabó sobre las 21:00 horas sin ningún incidente, a pesar de los momentos de tensión. A esa hora no quedaba prácticamente ningún lazo amarillo en las calles por las que pasaron los separatistas.

Últimas noticias