'CASO GHALI'

‘Caso Ghali’: Laya no niega que recibiera una orden de arriba pero protege a Sánchez

Ver vídeo

Arancha González Laya, ex ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, ha decidido salvar a su ex jefe, Pedro Sánchez, en el caso Ghali. La socialista está imputada en esta causa por seguir presuntamente las órdenes del presidente del Gobierno, según fuentes consultadas, en el plan orquestado para acoger al líder del Polisario Brahim Ghali en España. Sin embargo, la ex ministra ha impedido que el magistrado Rafael Lasala continúe avanzando en la investigación, ya que Laya se ha negado a confesar quién le dio la orden, al no declarar amparándose en la Ley de Secretos Oficiales. Con esta postura, la ex ministra confirma que ha recibido directrices desde arriba pese a que opte por mantenerlas bajo secreto.

De hecho, el ex jefe de gabinete de Laya, Camilo Villarino, confesó al juez que la ex ministra conocía la identidad del enfermo que, procedente de Argelia, entró en España sin control de aduana. Ghali llegó a la Base Aérea de Zaragoza el 18 de abril en un avión medicalizado, acompañado por al menos otra persona, para que le trataran de la Covid severa que padecía y fue tratado en el hospital San Pedro de Logroño bajo una identidad falsa.

Según la versión del diplomático, fue la socialista quien le llamó y le dijo que «se ha decidido admitir a Ghali en España». Por ello, aseguró que no creía que fuera una decisión de ella «sólo por sí y ante sí, es decir, el Gobierno no es un reino de taifas», subrayó. Tras escuchar en sede judicial a al ex jefe de gabinete, el juez Rafael Lasala decidió imputar a la ex ministra para que acudiera a declarar.

Laya se ha presentado este lunes, 4 de octubre, ante los Juzgados de Zaragoza. En su declaración, que ha durado una hora, se ha acogido a la Ley de Secretos Oficiales para proteger a Sánchez. Además, según fuentes judiciales, la ex ministra ha manifestado que su caso es «una causa política» y no judicial, y ha explicado que actuó «conforme a las leyes humanitaria». La ex ministra sólo ha respondido a preguntas de su abogado –en esta causa la defensa de la imputada corresponde a la Abogacía del Estado–, a las formuladas por el Ministerio Público y por el juez Lasala.

Calvo y Marlaska

La declaración de la ex ministra Laya ha coincidido en día con la de José María Muriel Palomino, en calidad de testigo, que en el momento del aterrizaje de Ghali en España era el secretario general técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores. Éste no ha despejado las dudas planteadas por las acusaciones. Además, el próximo día 18 de octubre, el juez tiene previsto tomar declaración, en calidad de testigos, a Susana Crisóstomo, directora de gabinete del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y a María Isabel Valldecabres, que era jefa de gabinete de la entonces vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El juez ha citado a Valldecabres porque el diplomático Villarino señaló que el día 15 de abril, tres días antes de la llegada del líder del Frente Polisario a Zaragoza, recibió una llamada de la directora de Gabinete de la ex vicepresidenta primera y ex ministra de la Presidencia Carmen Calvo. Según el imputado, la mano derecha de Calvo le preguntó: «¿Se sabe algo del asunto de Ghali?».

Fuentes consultadas por OKDIARIO manifiestan que Valldecabres no realizó esta llamada sin la orden directa de su jefa y, añaden, si Calvo se interesó por el tema es que «ya conocía el plan lanzado desde el Ministerio de Exteriores».

Por este motivo, el abogado Antonio Urdiales ha solicitado al instructor que también llame a declarar a Carmen Calvo. Sin embargo, el juez no tomará esta decisión hasta que no escuche el testimonio del resto de imputados y testigos.

Por otro lado, el abogado malagueño ha defendido la tesis de que la exministra de Asuntos Exteriores se coordinó «con otros Ministerios» para la entrada del líder polisario a España. En concreto, ha señalado a la cartera de Interior, «habida cuenta de que la ambulancia que trasladó a Ghali desde Zaragoza hasta Logroño fue escoltada por fuerzas policiales».

Lo último en España

Últimas noticias