Declaración íntegra del ex abogado de Podemos

Calvente reveló al juez presiones a los empleados de Podemos: «Les decían que firmaran acuerdos o sería peor»

  • Raquel Tejero y Teresa Gómez

«A la gente la cogían en el ascensor y le decían que firmasen un acuerdo porque si hacían un ERE iba a ser peor». Éstas son las palabras con las que el abogado purgado de Podemos, José Manuel Calvente, relató ante el juez Juan José Escalonilla la técnica que usa el partido de Pablo Iglesias para manipular a sus trabajadores.

«A comienzos del 2019 se planteó bajar el sueldo a los empleados», aseguró Calvente en la declaración realizada el pasado 29 de julio, y a la que ha tenido acceso OKDIARIO. El letrado relató cómo Podemos ‘amenazaba’ a sus asalariados para que asumiesen las condiciones que imponía la formación y de esta forma evitar un expediente de regulación de empleo (ERE) que supusiese el despido.

«Hubo problemas laborales. Estaban asustados», comentó el abogado para explicar la poca eficacia del comité de empresa. «De hecho el comité de empresa está anulado porque dos de sus miembros son dos personas de la dirección de Podemos. Y son cuatro… con lo cual…», explicó sobre el órgano interno de la formación encargado de defender a los trabajadores.

«Estaban metiendo mano en la caja»

En el relato de Calvente ante el juez aparecen tres personas clave. Una es Gloria Elizo, quien era en su momento la encargada de las políticas anticorrupción del partido. Otra, Pablo Fernández Alarcón, ex gerente de la formación y pareja de la anterior. Y la tercera,  Mónica Carmona, que desempeñaba su trabajo como abogada junto a Calvente en el equipo jurídico de Podemos. Todos ellos trabajaron conjuntamente, según la declaración del abogado, para investigar las presuntas irregularidades que se estaban cometiendo en el partido.

Según las palabras de Calvente, a las que ha tenido acceso este periódico, fue Mónica Carmona la que, alertada por ciertos hechos que no cuadraban, pidió ayuda a Gloria Elizo. Ésta a su vez habló con su pareja y gerente, Pablo Manuel Fernández Alarcón, para que ayudase a Carmona a aclarar lo ocurrido. «Necesitaba tener un soporte porque ella sola no podía, porque estaba a media jornada», ha explicado Calvente ante el juez. «El partido no facilitaba personal para estas cosas y una persona sola (Carmona) tenía que hacer frente a mucho trabajo», añadió.

El abogado purgado de Podemos aseguró que «se acordará toda la vida» de cuando Fernández Alarcón le mostró su preocupación sobre lo que estaba sucediendo: «Están metiendo mano en la caja de todos y eso no nos lo podemos permitir». A partir de ese momento, apuntó, los cuatro pasaron a convertirse en «purgados» y comenzaron a sufrir las consecuencias de su investigación.

‘Caja B’ de Podemos

Calvente enumeró en su declaración «una a una» las irregularidades expuestas en la denuncia presentada ante la Guardia Civil, que ha dado lugar a la apertura de esta investigación judicial contra Podemos. En ella, aseguraba que la ‘Caja de Solidaridad’ del partido estaba siendo utilizada como una ‘caja B’ para ocultar gastos opacos.

Esta caja fue creada en 2018 a iniciativa de Rafael Mayoral, secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos. Los fondos económicos de la misma procedían de las donaciones mensuales de cargos públicos estatales del partido. Por tanto, según su Reglamento, este dinero debía destinarse a «donaciones a colectivos, entidades, procesos litigiosos o cajas de resistencia de colectivos en movilización y/o huelga que pueda haber abiertas».

Sin embargo, José Manuel Calvente detectó irregularidades al observar que esta ‘Caja de Solidaridad’ estaba siendo utilizada por Mayoral para realizar pagos de forma indiscriminada, y sin control legal alguno sobre los destinatarios, a supuestas entidades opacas y sin identificar. Entre estas entidades se encontraba una supuesta asociación denominada #404 Comunicación Popular que no está registrada.

Lo último en España

Últimas noticias