Ayuntamiento de Leganés

La Audiencia Provincial confirma que el alcalde socialista de Leganés se inventó una agresión del líder de la oposición

La juez Gemma Gallego ha desestimado, en la Audiencia Provincial de Madrid, el recurso contra la sentencia de la falsa agresión del líder de la oposición, Carlos Delgado (ULEG), a un director general del alcalde socialista Santiago Llorente (PSOE).

La segunda instancia reafirma que la agresión denunciada era falsa. Se trata de un fallo no recurrible. El alcalde llegó a montar una rueda de prensa para acusar públicamente a Delgado de pegar a su director general, éste último apareció con un cabestrillo.

Sin embargo, ahora, por segunda vez la justicia da la razón a Delgado. A partir de ahora, fuentes de ULEG consultadas por OKDIARIO adelantan que van a presentar una denuncia por denuncia falsa y falso testimonio. Encuentran parecidos con el concejal Bartolín Rubia, que saltó a la primera plana informativa en 1998 tras simular un secuestro.

La Audiencia Provincial confirma que el alcalde socialista de Leganés se inventó una agresión del líder de la oposición
A los pocos días de la supuesta agresión, el alto cargo de Leganés sosteniendo una palma el domingo de Ramos.

"Ya no hay excusa para que, por un lado, cesen a este farsante de director general y, por otro, para que la regional y el federal del PSOE tomen medidas contra el alcalde, ideólogo y cómplice de esta sinvergüenzada", comentan las fuentes consultadas. "Este director ilegal mintió a la Policía, a la prensa, al Pleno, al juez y ahora al tribunal, la Justicia debería hacer que termine dando con sus huesos o en la cárcel o con una inhabilitación para seguir dedicándose a lo público", agregan.

La sentencia de la Audiencia no sólo echa por tierra el último intento del gobierno de Leganés para intentar acabar con el portavoz del principal líder de la oposición y del partido ULEG, sino que además recuerda que quienes precisamente llamaron a la Policía para denunciar el trato coactivo y las malas formas fueron los ediles de ULEG. Ante los agentes el director general aseguró que no había lesiones pero luego sí denunció cayendo en una incoherencia.

La Audiencia Provincial confirma que el alcalde socialista de Leganés se inventó una agresión del líder de la oposición
Última página de la sentencia de la Audiencia Provincial sobre la falsa agresión en Leganés. (Clic para ampliar)

Gracias a la grabación en audio del momento se ha logrado desmontar la denuncia. "Ha quedado demostrado felizmente que era un montaje", apuntan las fuentes implicadas en el caso.

Los concejales, en una reunión con el director general, procedieron a hacer una fotografía de unos documentos donde habían observado una supuesta manipulación (faltaban páginas y había fechas corregidas con tachones). Al ver esta intención, el alto cargo del Consistorio de Leganés arrebató los papeles de malas maneras y se produjo un forcejeo. “Es un documento de trabajo, no voy a permitir que se fotografíe porque lo digo yo”, expuso repetidamente.

En septiembre, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Leganés absolvió al concejal Delgado de la presunta agresión y lesiones que había denunciado el alcalde socialista Santiago Llorente. Ahora, se confirma por la instancia superior.

El director general que apareció con el brazo en cabestrillo era Javier Márquez Ortiz. Es alto cargo del PSOE de Leganés y se espera ocupe un puesto destacado en la lista de 2019. Asimismo, el actual alcalde está confirmado como cabeza de lista. Desde la oposición consideran que alguien que ha recibido un varapalo judicial como el de inventarse una agresión no debe ser cargo público y piden su dimisión.

Últimas noticias