Así ha sido la detención del hermano de ‘El Piojo’ seis meses después de su fuga carcelaria de película

Miguel Ángel Moñiz estaba en busca y captura desde el 5 de diciembre y hoy la Guardia Civil lo ha detenido en una gasolinera de Getafe.

Ver vídeo

El hermano de ‘El Piojo’, uno de los mayores aluniceros de España fue identificado a bordo de un coche robado. Con su detención se pone punto final a una fuga de prisión que llegó a suponer la apertura de un expediente a un funcionario de prisiones por sospechas de complicidad con los delincuentes.

Han tenido que pasar cinco meses para zanjar una de las fugas de una cárcel española más llamativas y vergonzantes de los últimos tiempos. Llamativa porque la protagonizaron dos de los delincuentes más peligrosos de la historia criminal reciente de nuestro país. Miguel Ángel Moñiz y su hermano Jonathan, apodado ‘El Piojo’, seguramente uno de los aluniceros más activos y peligrosos de nuestro país.

El Piojo
La Policía buscaba desde el día 5 de diciembre a ‘El Piojo’, uno de los delincuentes más peligrosos del país.

Ambos hermanos cumplían condena en la cárcel de Valdemoro y se habían convertido, de manera incomprensible, en presos de confianza dentro de un módulo de respeto. Por peligrosidad, violencia y trayectoria criminal los Moñiz no deberían haber accedido a un estatus que les otorgaba una serie de beneficios que usaron a su favor para poder fugarse.

Miguel Ángel huyó con su hermano de la cárcel de Valdemoro hace 6 meses.

El 5 de diciembre los hermanos y un tercer recluso al que creen que usaron de señuelo, de hecho, fue el único que acabó detenido durante la fuga, accedieron a la planta baja de la cárcel a la que accedieron con una llave que, o sustrajeron o fabricaron a partir de tener acceso a una copia.

Desde esa planta pudieron ir serrando unos barrotes hasta que consiguieron debilitarlos lo suficiente como para salir y acceder a un tejadillo del centro penitenciario. Desde allí ‘El Piojo’, su hermano Miguel Ángel, alias ‘El Negro’, y el tercer recluso se pusieron a saltar las vallas perimetrales de la cárcel. La última de ella de siete metros de altura. Sólo los hermanos lograron su objetivo.

A la par que la Guardia Civil activaba un operativo de búsqueda para detener a los Moñiz desde Instituciones Penitenciarias se abrió una investigación para indagar el por qué de una serie de brechas de seguridad que hicieron posible la fuga. De hecho estas indagaciones acabaron incluso en la sospecha de que los hermanos pudieran haber recibido ayuda interna de algún funcionario de prisiones para su huida.

Durante las semanas posteriores a la fuga de los hermanos nada se supo de ellos. De hecho, mientras se les buscaba las autoridades detectaron algún robo que pudiera llevar la firma de ‘El Piojo’, pero de él ni rastro. Hasta el 15 de febrero de este año.

Primera detención

Jonathan, ‘El Piojo’, no puede pasar desapercibido, ni por su aspecto, un tipo muy rubio y musculado, ni por sus antecedentes, que ya acumulan una veintena de atracos y robos entre los que hay algunos que por violencia y cuantía podría costarle condenas de más de 20 años de prisión.

Ese 15 de febrero ‘El Piojo’ fue identificado en una calle de Colonia Jardín, en Madrid, y como casi siempre que ocurre con ‘El Piojo’, detenerlo no fue precisamente fácil y no se le pudo reducir hasta frustrar una peligrosa persecución policial en la que acabaron heridos cinco agentes de Policía.

Desde ese momento ‘El Negro’ era el siguiente objetivo policial y ese objetivo se ha alcanzado hoy, en una gasolinera de Getafe, donde Miguel Ángel iba a bordo de un coche robado. Al igual que su hermano, ‘El Negro’ tampoco lo ha puesto fácil y no se le ha podido detener sin la pertinente resistencioa que los Moñiz siempre protagonizan antes de que los detengan.

Ahora los investigadores han sabido que ‘El Negro’ también estaba la noche en la que fue detenido su hermano en Ciudad Jardín, pero que logró escabullirse antes de que lo detuvieran.

La detención ha sido practicada por agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI) y la investigación ha sido desarrollada por miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Comandancia de Madrid. Los Moñiz vuelven a estar a la sombra. La duda es saber por cuánto tiempo.

Lo último en España

Últimas noticias