Las actas de la reunión del 23 de enero revelan que la OMS pidió ya a España “prevenir el contagio” entre personas

coronavirus
Reunión del panel de expertos en coronavirus de la OMS.

Más pruebas siguen demostrando que el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez tenía pleno conocimiento de la gravedad del coronavirus pero prefirió celebrar la manifestación del 8-M. Ahora, las actas de la reunión del 23 de enero revelan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a España “prevenir el contagio” entre personas. Se trata de las actas de las Reuniones del Comité de Emergencia (RSI), a las que ha tenido acceso OKDIARIO. Y en ellas se puede comprobar el contenido de lo debatido el miércoles 22 de enero de 2020, entre las 12:00 y las 16:30 horas, hora de Ginebra (CEST), y el jueves 23 de enero de 2020, de 12:00 a 15:10 horas.

El Comité de Emergencia, convocado por el Director General de la OMS en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (RSI (2005), se reunió para tratar sobre el brote del nuevo coronavirus (2019-nCoV). La función del Comité era la de asesorar al Director General del organismo, en quien recaía la decisión final de declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII).

Pero, además, el Comité tenia otra función: la de ofrecer asesoramiento en materia de salud pública o proponer recomendaciones oficiales de carácter temporal a los países asistentes o convocados.

OMS

Así, aquel 22 de enero, los miembros del Comité de Emergencia no llegaron a un consenso al respecto de si este evento constituía o no una ESPII. “Varios miembros del Comité argumentaron que, debido a las limitaciones y la falta de matices del sistema actual relativo a las emergencias de salud pública de importancia internacional, es demasiado pronto para declarar este tipo de emergencia”.

Los expertos señalaron que “a la vista de la naturaleza cambiante de la situación epidemiológica y de las limitaciones y la falta de matices del sistema actual relativo a las ESPII, la OMS debería considerar la posibilidad de establecer un sistema más ajustado, que permitiría declarar un nivel medio de alerta y reflejaría más certeramente la gravedad de los brotes, sus repercusiones y las medidas que se deberían adoptar, y facilitaría también la coordinación internacional, incluidos los esfuerzos de investigación para determinar medidas sanitarias de respuesta”.

De hecho, la alerta global sanitaria fue declarada el mismo día 30 de ese mes. Pero ya el 23 de enero, la OMS salió de aquella reunión con unas recomendaciones para todos los países, entre los que se encontraba España: “Los países deben procurar, principalmente, prevenir el contagio de personas, evitar la transmisión secundaria y la propagación internacional y colaborar con la respuesta internacional mediante la comunicación y la colaboración multisectoriales y la participación activa para incrementar los conocimientos sobre el virus y sobre la enfermedad, así como para impulsar las investigaciones. Además, deberían respetar las recomendaciones de la OMS relativas a los viajes”.

Y España, ni procuró “prevenir el contagio de personas”, porque permitió hasta el 8-M las concentraciones multitudinarias; ni evitó “la transmisión secundaria”, porque esos eventos multitudinarios, por el contrario, fomentaron esa transmisión; ni cortó “la propagación internacional”, porque mantuvo abiertas sus líneas con Italia hasta el último minuto.

Hay que recordar que el Gobierno ya había admitido que la OMS le alertó de la gravedad del coronavirus en una reunión del 30 de enero, pero no había desvelado que, junto con la alerta por la gravedad, le exigió el control de los contagios de forma activa desde esa fecha temprana.

Recomendaciones de la OMS

Un documento del propio Ministerio de Sanidad, publicado ya por este diario, reconoció que «las principales recomendaciones [lanzadas el día 30 de enero], no difieren de las dadas en la reunión anterior del Comité de Expertos de la OMS el 23-01-2020». Es decir, que la fecha de la primera alerta fue la de ese 23 de enero.

Según Sanidad, esas «recomendaciones» de la OMS –según el término usado por el Ministerio– incluían “una vigilancia activa, detección precoz, aislamiento y manejo de casos, y seguimiento de contactos con el objetivo de reducir la infección humana, prevenir la transmisión secundaria y la propagación internacional”.

Fernando simón

Pero lo cierto es que incluían más conceptos. Y dos de ellos fueron violados de forma evidente: el control de los contagios y de los contactos internacionales.

Un día después de esa segunda reunión del Comité de Expertos de la OMS del 30 de enero fue cuando Fernando Simón declaró su polémica frase de que «España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado«.

El día 30 de enero, de hecho, se celebró una reunión técnica en el Ministerio de Sanidad en la que Juan Martínez Hernández, experto en Salud Pública de la Organización Medica Colegial, contradijo a Fernando Simón y le advirtió de que minusvaloraba el efecto demoledor del Covid-19.

Porque lo cierto es que en aquella reunión eran ya conocedores de que la advertencia de la OMS era reiterativa, lo que implica que la organización sanitaria estaba preocupada por la falta de reacción de las autoridades españolas.
 El documento de Sanidad confirmaba, por lo tanto, que el jueves 30 de enero «se celebró la segunda reunión del Comité de Emergencias del RSI (2005) convocada por el director general de la OMS sobre el brote de nuevo coronavirus 2019 (n-CoV) en la República Popular de China, con casos exportados a otros países». Y ese es sólo uno de los documentos que confirma que las alertas de la OMS fueron más tempranas de lo reconocido inicialmente. Anteriores y plenamente desoídas.

Un segundo documento fue el remitido por José Antonio Nieto González, jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional. Nieto aludió a las primeras alertas sobre la gravedad del coronavirus el 24 de enero, precisamente a raíz de las advertencias de la OMS. Y fue fulminado del cargo por orden de Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior un 12 de marzo. El mismo que ahora ha fulminado al coronel Pérez de los Cobos por mantener en secreto la instrucción judicial por haber permitido la celebración de la manifestación feminista del 8M.

Lo último en España

Últimas noticias