Ábalos dice que las grabaciones del ‘Delcygate’ no se pueden difundir por la Ley de Protección de Datos

Uno de los protagonistas del ‘Delcygate’, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, asegura que estar absolutamente «tranquilo» después de que un juez de guardia haya instado a Aena que no borre las imágenes de las cámaras de seguridad del Aeropuerto de Barajas donde se produjo el encuentro entre el ministro socialista y la número 2 de la dictadura venezolana, Delcy Rodríguez. Añade Ábalos que pese a esta petición el contenido de las grabaciones nunca se podrán difundir aunque «aclararían muchas cosas».

Ábalos recuerda que las imágenes de las cámaras de seguridad, en las que debe aparecer junto a la vicepresidenta chavista, están protegidas por la Ley de Protección de Datos. El juez que ha instado tras la petición del PP para que no se borren asegura que si se hace se podría estar incurriendo en un delito.

Así se ha pronunciado el ministro en los pasillos del Congreso después de que una jueza de Madrid haya ordenado a AENA que conserve estas grabaciones, como había solicitado el PP.

«Me parece muy bien, no hay ningún interés en que dejen de estar. Si las quiere conservar se conservan, no pasa nada», ha comentado Ábalos, incidiendo en que las grabaciones se podrían haber destruido ya porque la normativa vigente fija un «máximo de 30 días» para su conservación «pero no un mínimo».

Se podían haber borrado

«Si siguen ahí es porque no hay ningún interés (en ocultarlas). Es más, me vendría muy bien (que se difundieran) porque se aclararían muchas cosas. Se vería absolutamente todo bien», ha reiterado, recordando que afectarían a terceras personas y no pueden salir a la luz.

El ministro se ha declarado «absolutamente tranquilo», recalcando que el juzgado madrileño no puede actuar contra él por estar aforado. Desde el Gobierno destacan que la jueza no ha ordenado que se le entreguen las imágenes del ‘Delcygate’, sino únicamente que no se borren.

Para Ábalos, lo que buscaba el PP al judicializar este asunto era que se siga hablando de su cita con la número dos de Nicolás Maduro, en su «obsesión» por «desgastar» al Gobierno. Esa actitud, ha subrayado, ha llevado a los ‘populares’ a lograr que el Congreso «no respalde a Juan Guaidó» como presidente encargado.

El ministro se refería al rechazo de la moción planteada por el PP este martes en el Pleno del Congreso en la que instaban al Gobierno a cesarle y en la que también exigían el reconocimiento de Guaidó como presidente encargado. «Y mira que se le ha dado la oportunidad, pero esa ha sido la gran conquista de la derecha española», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias