Gobierno Pedro Sánchez

La ministra Valerio promoverá una subida salarial del 10% en tres años para todos los trabajadores

valerio
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo del Gobierno de Pedro Sánchez.
Comentar

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, defenderá una subida salarial de hasta un 3,5% anual para todos los trabajadores durante tres años. Es decir, de un 10,5% hasta 2021. Se trata de la primera medida que ha reivindicado la nueva titular de la cartera nada más acceder al cargo: la aplicación del denominado Pacto de Rentas.

Se trata de un documento elaborado hace unos meses en el que los socialistas plantean no sólo subidas salariales para los empleados del sector público, sino también para los del sector privado. Y en concreto de entre el 2,5% y el 3,5% en los próximos tres años.

“Lo llaman recuperación, pero la desigualdad, la precariedad y la pobreza no dejan de crecer”, señala el documento en cuestión. Porque, argumentan,  desde que el Partido Popular llegó al Gobierno “la desigualdad salarial se ha disparado. Incluso en los años de la recuperación”. 

Las medidas que pretende impulsar la ministra afectan a las “personas con trabajo temporal, que ven cómo su salario va a la baja. A los jóvenes, cuyo salario ha caído un 5,5% en estos años. A los millones de trabajadores en riesgo de pobreza porque bajo la gestión del PP, España se sitúa a la cabeza de los países con trabajadores en riesgo de pobreza”, según el documento.

La nueva titular de Trabajo defiende que “las personas que entran hoy en el mercado laboral, su salario será un 25% más bajo que el del resto de los trabajadores y trabajadoras”. Y por eso plantea “una propuesta para que España tenga un nuevo modelo salarial” basado en las subidas de sueldo para los trabajadores, no sólo públicos, sino también privados.

Para conseguirlo necesitará a los sindicatos, puesto que tendrá que presionar en la negociación colectiva y no puede hacerlo como Gobierno. Y así lo hará: “Sin invadir la autonomía en la negociación colectiva entre sindicatos y patronal, queremos enfatizar la importancia de que los acuerdos anuales sobre incrementos salariales se dirijan, ante todo, a lograr que los salarios recuperen el peso que tenían en el reparto de la renta nacional en el periodo previo a la crisis”.

Y las subidas no serán pequeñas ni mucho menos. “Una posible senda para conseguirlo es que se fijen los incrementos salariales en los acuerdos anuales en un 2,5-3,5% en los años sucesivos, 2019, 2020 y 2021”.

Respecto a los empleados públicos, el plan pasa por equiparar las subidas anuales al IPC más un complemento aún por definir para “recuperar el poder adquisitivo perdido durante los últimos años”.

En el sector público también “es un elemento decisivo la mejora de las condiciones laborales, por lo que somos partidarios de contemplar medidas alternativas a las puramente salariales, entre otras la generalización de la implantación de las 35 horas semanales sin disminución de las retribuciones económicas, recuperando en primer lugar el cómputo de jornada máxima existente antes de los recortes de 2012”.

Todas estas medidas, obviamente, supondrían un incremento de los costes empresariales privados o públicos. Una parte se compensaría con más impuestos, tal y como ha adelantado OKDIARIO. La pérdida de competitividad de las empresas no se explica cómo se compensaría.

Últimas noticias