Sector turístico

El sector hotelero español avisa de una oleada de cierres por las nuevas restricciones

Ante este escenario, muchos hoteleros le han echado imaginación para ofrecer servicios complementarios a los habituales

Cehat alerta de que el 80% de los hoteles está cerrado y exige al Gobierno un plan
Cehat alerta de que el 80% de los hoteles está cerrado y exige al Gobierno un plan "contundente"

El sector hotelero español prevé el cierre de nuevos establecimientos ante el gran impacto que está teniendo la segunda ola de coronavirus en el turismo y las restricciones a la movilidad, pese a que, en la actualidad, solo hay un 35% de los hoteles abiertos, porcentaje que en ciudades como Barcelona se reduce al 26%.

El presidente de la Asociación Española de Directores de Hoteles, Manuel Vegas, ha explicado que, con el actual panorama, los empresarios ya no se atreven a hacer previsiones, porque con la pandemia desbordando España y Europa es «difícil» ver una salida clara a esta situación.

Vegas ha asegurado que muchos hoteles se están planteando volver a cerrar tras el anuncio de la cancelación de viajes del Imserso, el aplazamiento de la Feria Internacional del Turismo (FITUR), que ha cambiado sus fechas de enero a mayo, o el cierre de la restauración en Barcelona. En los pocos hoteles que hay abiertos, las ocupaciones medias pueden rondar entre un 20% y un 25%, según Vegas, por lo que el objetivo ahora es «cubrir costes».

Para ello, muchos hoteleros le han echado imaginación para ofrecer servicios complementarios a los habituales: «A los hoteles no les cuesta mucho adaptarse para dar estos servicios», ha afirmado Vegas, ya que solo tienen que quitar algunos muebles, como la cama, y reconvertir las habitaciones en despachos, porque hay espacio y las conexiones a internet son buenas.

El sector se reinventa

Un ejemplo de esta iniciativa es la llevada a cabo por el grupo Gallery Hoteles, en sus hoteles Gallery de Barcelona y Molina Lario de Málaga, donde ha creado un modelo de ‘home office’ pensado para que los profesionales trasladen el teletrabajo de casa al hotel.

La directora del grupo, Marta Golobardes, ha explicado que la empresa decidió convertir habitaciones en oficinas debido a la crisis de viajeros y al aumento del teletrabajo, ya que muchas personas no cuentan en casa con las condiciones idóneas para trabajar. Por ello, cuando el pasado 1 de octubre el Hotel Gallery de Barcelona reabrió sus puertas, ya disponía de estos servicios.

La «roomoffice» o habitación habilitada como oficina se puede reservar por días y está pensada para profesionales que no han podido volver a la oficina y les resulta difícil trabajar en casa, mientras que los espacios de ‘coworking’ permiten compartir despachos y ofrecen «comodidad y buenas conexiones a internet». También el Gallery ofrece la posibilidad de alojarse por largas estancias a un precio fijo, un producto dirigido, principalmente, a directivos y empresarios que necesitan pasar bastante tiempo en la ciudad.

Caída de la facturación

Pese a todo, el grupo ya cuenta con un descenso de la facturación del 70% para todo el año, en línea con la mayor parte del sector, porcentaje que Golobardes no descarta que aumente debido a la alta incidencia que está teniendo el virus y las medidas que se están llevando a cabo, como el cierre de la restauración en Barcelona, que ha incrementado el número de cancelaciones en la ciudad.

Otros establecimientos lanzan ofertas a precios muy inferiores al habitual para pasar un fin de semana especial, utilizando todos los servicios, como el spa, los tratamientos de belleza o el restaurante, como el Eurostars Grand Marina de Barcelona, que ha lanzado la campaña «Ven a cenar y te invitamos a dormir».

Muchos hoteles urbanos incluyen también servicios complementarios al alojamiento, «como rutas o degustaciones a bodegas», para atraer al mayor número posible de clientes.

Lo último en Economía

Últimas noticias