El sector de fondos augura un lustro sin inflación y con tipos bajos lo que dificulta ofrecer productos atractivos

Ibex
Inversor (Foto: GETTY).

Aunque en lo que llevamos de 2016 la evolución del valor de los activos ha caído bajando el patrimonio total gestionado, el número de partícipes en fondos de inversión en España se ha incrementado en 100.000 personas. Esto se debe a que el mercado de la renta fija, ni es fija ni da renta por lo que la gente busca obtener beneficios aminorando el máximo los riesgos en un buen fondo de inversión. Pero sólo asumiendo cierto nivel de riesgo se pueden obtienen los beneficios. Esta ha sido la idea fuerza más repetida entre los más importantes gestores de fondos de inversión y fondos de pensiones en nuestro país.

El presidente de Inverco, Ángel Martínez-Aldama, advertía de que el exceso regulatorio en nuestro país ha hecho que 30 gestoras españolas se hayan instalado en otros países para poder vender vehículos financieros aquí que en nuestro mercado no dejan. Rocío Eguiaraun, CEO de Bankia Fondos afirmó que con la actual coyuntura es muy difícil ofrecer productos atractivos para aquellos que tienen aversión al riesgo y en nuestro país ya hay 3,5 millones de personas que participan en la llamada inversión colectiva. Para ello, todo pasa por hacer muchas coberturas que preserven el capital del cliente.

Ahora mismo en España estamos en máximos históricos con 225.000 millones de euros bajo gestión en fondos, recordó Luis Megias CEO de BBVA Asset Management que apuesta por hacer renta fija diversificada frente a la variable en España y Europa que no da más que pérdidas.

Lázaro de Lázaro, CEO del Santander Asset Management, afirmó que en el próximo lustro tendremos inflación y tipos anormalmente bajos por lo que este reto sólo se supera metiendo ciertas dosis de riesgo a aquellos que no lo querían aunque dejando un periodo de maduración en las inversiones. Hay muchas empresas, dijo Lázaro, que dan rentabilidad por dividendo casi garantizada de un 4% por lo que debemos fijarnos en ellas.

El jefe de inversión en activos de Caixabank, Guillermo Hermida, aseguró que aunque hay más cultura financiera entre la población los expertos deben hacer su trabajo porque como apuntaba Miguel Colombás, de Allianz, sólo en tiempos adversos es cuando los gestores se ganan su sueldo si obtienen rentabilidades positivas. En este apartado, BBVA aclaró que no van a comprar ninguna plataforma de robo advisor y sin decir nombres afirmaron que hay bastantes fondos de inversión en el mercado, hasta un 75% de ellos, que tendrán rentabilidad 0. De hecho, es muy llamativo uno de los datos que ofreció la patronal Inverco; en España, el 54% de los inversores confiesan que sólo hojean los folletos que les manda su gestora y un tercio de los mismos declara abiertamente que no los comprende. Un apunte más, todos los que contrataron un fondo en 2015 a día de hoy están perdiendo dinero.

Otro dato a considerar es que existen más gestoras en el mundo que empresas cotizadas lo que demuestra que en este sector el tamaño no importa pero sí el talento.

José Luis Jiménez de Mapfre afirmó que muere el ahorrador y nace el inversor mientras que el CEO de la Banca Marcha Asset Management desmontó alguno de los mitos entorno a las sicav. Ellos, que tienen Torrenova, la mayor sicav española dicen que puedes entrar a invertir desde 10 euros y son cerca de medio millón los españoles que cuentan con una participación en este tipo de sociedades.

El mundo de las pensiones es todavía más complejo pues en toda Europa hay un déficit de 2 billones de euros para cubrir esta partida y tanto Caser (Juan José Cotorruelo), como Renta 4 (Antonio Fernández), Joseba Orueta (Kutxabank), José Carlos Vizárraga (Ibercaja) y José Caturla (Aviva) coincidieron en la necesidad de cumplimentar la estatal con una privada, aunque quien puede ahorrar con los sueldos actuales se preguntaron, a lo que respondieron advirtiendo de que la compra de una vivienda también es ahorro lo que ayudaría a dinamizar el mercado de la hipoteca inversa. Se pueden tener más hijos, retrasar la edad de jubilación, subir los impuestos, aceptar más inmigrantes, ordenar que la gente muera a los 75 años (es broma) pero en el marco del Pacto de Toledo habrá que tomar decisiones pues en el 2060 España tendrá 25 millones de pensionistas.    

Lo último en Economía