Sánchez da la espalda a 1.800 trabajadores de Ryanair que exigen que “se cumplan las leyes laborales españolas”

ryanair
Trabajadores de Ryanair (Foto: iStock)

Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair han dado un golpe sobre la mesa: tras escribir hace veinte días al presidente del Gobierno de España reclamando su posicionamiento y diferentes actuaciones para que la compañía aérea contrate a sus empleados bajo la legislación española, el sindicato SITCPLA denuncia que Pedro Sánchez no ha respondido a su carta y está “desoyendo a 1.800 familias en España”.

Según fuentes del sindicato, la aerolínea irlandesa está incumpliendo el artículo 43 del Estatuto de Trabajadores sobre la cesión ilegal de empleados y reconocimiento de sus antigüedades a través de las agencias de empleo temporal. “El ministro de Fomento y el presidente no tienen valor para decir basta a Ryanair. La compañía aérea pretende colar esas agencias como si fuesen ETT sin serlo y dejarlas varios años en el limbo sin asumir las responsabilidades de una ETT: pagar igual y pasar a la matriz una vez pasado un periodo que no debe llegar a tres años”.

Sánchez da la espalda a 1.800 trabajadores de Ryanair que exigen que “se cumplan las leyes laborales españolas”

Sánchez da la espalda a 1.800 trabajadores de Ryanair que exigen que “se cumplan las leyes laborales españolas”

El sindicato asegura que llevan meses avisando de que España “no puede consentir estos severos incumplimientos” y mantiene que los esfuerzos por parte del ministerio de Trabajo y de Fomento son insuficientes. “En Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca, etc., los gobiernos han tomado posición y ello repercute en legislar, presionar y obligar a Ryanair a que cumpla con la ley”.

Hace un mes, tal y como les adelantamos en este periódico, varios trabajadores quedaron fuera de la Seguridad Social de Irlanda por tener contratos irlandeses y operar en España. Más de cinco empleados de Ryanair temporales, de baja por maternidad y con excedencias forzosas por el cierre de la base, con un permiso A1 (certificado de trabajador desplazado), recibieron una carta en la que el organismo pasa la patata caliente a España: “le indicaron que le expedirán su certificado A1 del 1 de octubre de 2018 al 31 de diciembre de 2018 para permitir el tiempo adecuado para la inscripción en la Seguridad Social española a partir del 1 de enero de 2019“, reza la misiva enviada por WorkForce, una de las empresas temporales encargadas de la contratación de tripulantes de Ryanair a Pedro (nombre ficticio), tripulante de cabina de Ryanair que opera en España.

El pasado mes de octubre, Ryanair se comprometió con sus empleados a realizar contratos bajo la legislación española y a que procediesen al pago de los impuestos en España. Sin embargo, los sindicatos aseguran que aún no ha habido un cambio en la hoja de ruta de la compañía y como consecuencia, han convocado una huelga para el mes de enero. 

“En España, 1.800 tripulantes pagan con su sueldo descuentos por jornadas de huelga no para conseguir mejores salarios, como en un conflicto laboral normal, sino para que se aplique la ley. No nos cansaremos de repetirlo: los tripulantes de Ryanair no pueden vivir en la zona muerta de la Constitución española (…) A lo largo de todo 2018, en las instituciones comunitarias nos han insistido en que hay una parte de responsabilidad en la acción contra las prácticas de Ryanair que le corresponde exclusivamente al gobierno de España”, reza la misiva enviada al presidente.

Desde el sindicato apuntan al Gobierno como un “cómplice” de esta situación e instan a Sánchez a mover ficha para cambiar esta “situación miserable”.

Temas

Últimas noticias