Indra crea el mejor entorno de trabajo para hacer crecer a sus profesionales

Indra
Edificio de Indra en Madrid.

La compañía destaca como un ejemplo en la empresa española, al situar a las personas en el centro de su estrategia con formación, intraemprendimiento, diversidad, flexibilidad, nuevos espacios y formas de trabajar que fomentan la creatividad, la innovación, la colaboración y el buen ambiente.

En la era del conocimiento y la digitalización, el talento de las personas adquiere una relevancia sin precedentes para la evolución y el desarrollo exitoso de cualquier organización. Si hay una empresa que ha sabido verlo y ha convertido a sus profesionales en la piedra angular de su estrategia ha sido Indra, que en los últimos años está haciendo un importante esfuerzo para convertirse en la empresa más atractiva, ilusionante y motivadora para el talento digital.

Indra ha conseguido consolidarse como uno de los mejores lugares en los que ejercer una carrera profesional, compaginándola con los aspectos personales de los profesionales. Y todo ello se ha producido en paralelo al proceso en el que la compañía ha cerrado una etapa de reestructuración y cumple, paso a paso, con los objetivos de su plan estratégico 2018-2020, de crecimiento y creación de valor.

De momento, ya ha sido certificada por Top Employer Institute como una de las mejores empresas para trabajar de nuestro país por las condiciones que ofrece a sus profesionales. Es una de las seis empresas del Ibex 35 que ha conseguido esta certificación.

Y es que las personas y su talento son las verdaderas protagonistas de la transformación cultural de Indra y el eje sobre el que se vertebran nuevas políticas e iniciativas que buscan favorecer el crecimiento profesional, pero también personal de los trabajadores, atendiendo a la diversidad de expectativas, situaciones familiares y personales.

Apuesta por el talento interno

La formación es uno de los pilares de esa transformación. Indra cuenta con una ambiciosa universidad corporativa, que genera el ecosistema de autoaprendizaje continuo que requiere el nuevo talento, poniendo a disposición de los profesionales los mejores recursos internos y externos para que autogestionen su formación y puedan desarrollar unas carreras profesionales adaptadas a sus perfiles.

Recientemente ha incorporado Udemy for Business, una plataforma de aprendizaje con contenido bajo demanda, dando acceso gratuito a todos sus profesionales a más de 3.000 cursos especializados online que facilitan el rápido desarrollo de competencias y skills, tal como demanda actualmente el mercado.

La apuesta por el talento interno también se ve reflejada en iniciativas de intraemprendimiento como Innovators, con la que Indra busca promover una cultura más innovadora en la organización, movilizar todo el talento de sus profesionales y dar respuesta a los más inquietos y emprendedores. Gracias a esta iniciativa, ganadores de Innovators 2018 ya están trabajando en el desarrollo de sus ideas para convertirlas en productos reales de Indra.

La diversidad, clave en la transformación

Para atraer, retener y potenciar el mejor talento, Indra ha hecho de la diversidad una bandera, promoviendo una cultura en la que se aprecia positivamente el contar con diferentes sensibilidades y capacidades.

Por una parte, desde 2018 está reforzando su programa de diversidad de género con iniciativas que buscan facilitar el desarrollo profesional de las mujeres, ofrecer referentes femeninos, derribar prejuicios, estereotipos y barreras, e incluso atraer a niñas y jóvenes hacia el mundo de la tecnología.

Indra ha renovado recientemente el Distintivo Igualdad en la Empresa, que concede el Gobierno español, y ha sido incluida en el Informe VariableD2019 como una de las empresas españolas con mejores prácticas en materia de igualdad, diversidad y género. No en vano es una de las tres compañías del Ibex 35 que cuenta con una mujer como consejera ejecutiva; cuenta con un porcentaje de mujeres en su plantilla del 34%, que es uno de los más altos del sector; y su brecha salarial ha quedado reducida al 2,7% en 2018, ratio entendida como el porcentaje que las mujeres cobran menos que los hombres, considerando posiciones y responsabilidades análogas.

Por otra parte, la compañía apuesta por la diversidad generacional y confía en el impulso que los jóvenes pueden dar al cambio cultural, a la transformación digital y al desarrollo de nuevas soluciones y servicios. Los jóvenes talentos cuentan, a través del programa Smart Start, con planes específicos de formación, desarrollo, evaluación y progresión profesional para sus dos primeros años en la compañía y se integran desde su llegada en equipos de reconocido prestigio, junto a profesionales con experiencia que gestionan proyectos innovadores de referencia a nivel mundial, con soluciones tecnológicas líderes en diferentes sectores y con impacto real en la sociedad.

Nuevos espacios y formas de trabajar

Trasladar a los distintos colectivos de Indra el impacto que tiene su trabajo en la sociedad, mejorar el compromiso o crear nuevos espacios de trabajo y formación más colaborativos e inspiradores son algunos de los retos en los que está trabajando actualmente la compañía.

Indra pretende ayudar a los profesionales a gestionar mejor su tiempo con procesos más ágiles, menos burocratizados y mayor transparencia. La compañía está modificando espacios e introduciendo nuevas herramientas digitales que les permitirán colaborar mejor y compartir su conocimiento en beneficio de todos.

Además, los profesionales de Indra podrán conciliar de forma más eficaz su vida personal y su vida profesional. Gracias a la tecnología, los modos de trabajo están evolucionando y lo verdaderamente relevante es, cada vez más, la aportación de valor del empleado, no el lugar desde el que trabaje.

Se trata de aprovechar los nuevos espacios y formas de trabajar para fomentar la creatividad, la innovación, la colaboración y el buen ambiente.

Desde Indra también consideran muy importante dar a conocer a los empleados el propósito de su trabajo, su aportación a los proyectos de Indra y cómo a través de la compañía están contribuyendo a transformar el mundo.

En definitiva, Indra quiere ser una compañía aún más ágil, diversa e innovadora y, sobre todo, contar con profesionales más motivados y satisfechos.

Lo último en Economía