La entidad no descarta ampliar capital

Ibercaja cambia de planes y se marca el 2020 para salir a Bolsa

Amado Franco
AMADO-FRANCO

La salida del hasta ahora presidente de Ibercaja, Amado Franco, ha propiciado un pequeño cambio de rumbo en la entidad, que ahora entiende que, aunque la salida a Bolsa es el camino “más lógico”, prefieren no marcarse fechas, al menos en el corto plazo. Tanto es así, que Ibercaja banco, que dispone hasta el año 2020 para reducir la participación de la Fundación del 88% actual al 40%, se ha marcado hasta ese año para la salida a Bolsa. “No es obligatorio salir a Bolsa en el proceso”, señalan desde la compañía.

Ibercaja, de este modo, esperará al momento más propicio de mercado para salir a Bolsa, de modo que, aunque podría ser ‘en cualquier momento’, lo cierto es que no hay prisa alguna. De hecho, el propio Amado Franco reconoció que salir al mercado no era algo que le hacía gracia, para indicar a continuación que "en ningún sitio se dice que haya que salir a bolsa".

La postura de la entidad es que, desde luego, ahora no es el momento para dar el salto al parqué, toda vez que "las condiciones de mercado no son idóneas para que cualquier banco proceda a cotizar". El consejero delegado del banco, Víctor Iglesias, no es partidario, de hecho, a que se marquen un ‘deadline’ para la salida a Bolsa, sino que aboga por esperar al momento “más oportuno”, como ya ha señalado en alguna ocasión: “es preferible buscar el mejor momento para hacerlo porque las fechas límite pueden no ser el mejor momento. Lo mejor es hacer las cosas bien y en el momento adecuado con la intención de hacerlo".

Hoja de ruta y ampliación de capital

Así las cosas, desde Ibercaja están centrados en marcarse una clara hoja de ruta estratégica y un plan de negocio que garantice un mejor acceso al mercado. Es en lo que están trabajando y, de hecho, no se descarta una ampliación de capital privado.

El consejero delegado ha afirmado que "es más importante que la entidad tenga una hoja de ruta estratégica y un plan de negocio" con los que se pueda "garantizar que tengamos el mejor acceso al mercado. Vamos a seguir trabajando en esa línea y, si se dan las circunstancias, se hará una ampliación de capital privado".

En cuanto al proceso de fusiones, según ha podido saber este periódico, no se contempla participar en el baile, aunque lo cierto es que desde el mercado se da por hecha la integración de Ibercaja en una entidad más grande.

Temas

Lo último en Economía