AGENCIA TRIBUTARIA

Hacienda advierte: multa de 2.500 euros por transferencias irregulares

Las transferencias son transacciones que permiten mover dinero de una cuenta de banco a otra

multa de hacienda, transferencia bancaria, declaracion de la renta, campaña de la renta, agencia tributaria, impuestos, bancos
Mujer muy preocupada.
Benjamín Santamaría
  • Benjamín Santamaría
  • Economista, analista, conferenciante y máster de educación. Redactor de economía en OKDIARIO y autor de "La economía a través del tiempo" en el IJM

La Campaña de la Declaración de la Renta y el Patrimonio de 2024 comienza este miércoles y Hacienda va a comenzar a revisar los pagos y cobros que hemos realizado, algo que a los que incumplen con las normas puede suponerles una multa o sanción. Uno de los peligros que puede tener un contribuyente es haber realizado una transferencia bancaria irregular. Esto se pena con la obligación de pagar 2.500 euros a la Agencia Tributaria. Por ello, es necesario que aquellos que han realizado este tipo de operaciones o que tengan que hacerlo revisen las normas y los límites que establece la normativa.

Las transferencias bancarias son transacciones financieras que permiten el movimiento de dinero de una cuenta de banco a otra, ya sea dentro de la misma entidad bancaria o entre diferentes entidades.

Este proceso se realiza electrónicamente, sin la necesidad de utilizar efectivo físico. Para realizar una transferencia bancaria, el remitente proporciona los detalles de la cuenta destino, como el número de cuenta y el código IBAN, así como el importe que desea transferir.

La entidad bancaria del remitente luego debita el importe de su cuenta y lo transfiere a la cuenta del destinatario. Las transferencias bancarias son ampliamente utilizadas para realizar pagos, recibir ingresos, enviar dinero a familiares o amigos, realizar compras en línea y otras operaciones financieras.

Sin embargo, como todo tipo de operaciones, las transferencias están sometidas a una serie de límites que impone la legislación. Estas normativas tratan de evitar el fraude fiscal o acciones ilegales.

La vicepresidenta y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, telefónica, sepi
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Multa de Hacienda por una transferencia

Como Hacienda quiere evitar el blanqueo de capitales y el fraude fiscal, aquel que haga una transferencia irregular se expone a una multa de 2.500 euros. En concreto, todas aquellas operaciones de este tipo que superen los 6.000 euros deben ser notificados a la Agencia Tributaria por el banco, según la Ley 10/2010 del 28 de abril.

Sin embargo, las transferencias más peligrosas son aquellas que superan el umbral de los 10.000 euros. En estas ocasiones, Hacienda abre una investigación con el objetivo de averiguar el origen del traspaso de esa cantidad de dinero por si hubiera alguna ilegalidad.

De hecho, esta cifra tiene que estar justificada de forma adecuada en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para pagar los correspondientes tributos. Si no se hace, la sanción alcanzará los 2.500 euros.

Conforme a la legislación vigente, la Agencia Tributaria está facultada para aplicar multas que varían entre el 5% y el 25% del monto de las transferencias bancarias que no estén adecuadamente justificadas. Así, aquellos que se encuentren en esta situación deben declarar tanto los pagos como los cobros en efectivo que superen los 3.000 euros, además de reportar las transacciones que involucren billetes de 500 euros.

Para evitar la imposición de dicha multa, es necesario completar el Modelo S1, proporcionando tanto los datos personales como los de la contraparte involucrada en la transferencia, así como la información sobre el origen y destino de los fondos. Una vez cumplimentado, el formulario debe ser firmado y presentado de forma electrónica a través del portal web de la Agencia Tributaria.

Otras sanciones de Hacienda

Una multa de Hacienda es una sanción impuesta a un contribuyente que ha incurrido en alguna infracción o incumplimiento de las obligaciones tributarias establecidas por la ley. Estas multas pueden aplicarse por diversas razones, como la presentación incorrecta o tardía de declaraciones fiscales, el incumplimiento de los plazos de pago de impuestos, la omisión de ingresos o la realización de actividades económicas no declaradas, entre otros.

Las multas pueden variar en su cuantía dependiendo de la gravedad de la infracción y pueden ir acompañadas de recargos e intereses adicionales en caso de no ser pagadas en el plazo establecido. Por ello, es importante revisar el borrador de la declaración de la Renta antes de confirmarlo.

Por ejemplo, Hacienda puede enviar una multa por la declaración de la Renta mal hecha. Dichas sanciones varían en función del motivo subyacente. Por otro lado, las sanciones por no incluir todos los ingresos en la declaración de la renta pueden resultar costosas, según establece el artículo 191 de la Ley General Tributaria.

En el caso de las infracciones leves, la multa es del 50% de la cantidad omitida. En situaciones graves, la sanción puede oscilar entre el 50% y el 100%. Además, si la infracción se considera muy grave, la multa puede llegar hasta el 150%. Es crucial evitar estas situaciones para evitar consecuencias económicas significativas.

Las deducciones pueden ser beneficiosas, pero a la hora de seleccionarlas es necesario actuar con precaución para evitar posibles sanciones. Por ejemplo, omitir información relevante o proporcionar datos falsos puede resultar en multas de hasta 300 euros.

En casos más graves, como el uso de documentos falsificados con el fin de obtener ventajas fiscales superiores a 3.000 euros en la declaración, las sanciones pueden ser del 50% al 100% del importe. En situaciones de fraude, estas multas podrían incluso llegar hasta el 150% del monto defraudado.

Lo último en Economía

Últimas noticias