El drama del mercado de trabajo

El Gobierno niega la realidad: vende que se crea empleo pero se destruyen casi 300 cada hora

empleo paro
Oficina de empleo.

Los miembros del Gobierno siguen haciendo malabarismos con las estadísticas. Al igual que llevan meses hablando de recuperación económica cuando las cifras siguen mostrando que es la crisis es la más grave desde la Guerra Civil, ahora el Ejecutivo es capaz de vender que se crea empleo cuando se está produciendo una auténtica sangría de puestos de trabajo durante la tercera ola de la pandemia de Covid-19.

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social de José Luis Escrivá ha titulado su nota sobre la afiliación a la Seguridad Social de la siguiente manera: «La Seguridad Social suma 39.814 afiliados en términos desestacionalizados».

Pero, sin embargo, el dato que hay que mirar para observar la realidad del mercado laboral español es que el número de afiliados se ha reducido en 218.953 personas con respecto a diciembre, recurriendo al mismo dato que se usa todos los meses para evaluar la evolución del empleo. ¿Este dato qué significa? Que en enero hay 218.953 puestos de trabajo menos que en enero.

La cifra que utiliza el Gobierno para vender que hay casi 40.000 empleos más en enero tiene trampa. Lo que vende es que se hubieran creado estos puestos de trabajo si, en realidad, no fuera el mes de enero.

Mientras que el Ejecutivo se empeña en ser optimista, el mercado laboral destruyó en el arranque de 2021 7.063 empleos al día. O lo que es lo mismo, España está destruyendo en la tercera ola 294 puestos de trabajo a la hora o casi cinco al minuto, un auténtico drama que el Ejecutivo no quiere terminar de admitir.

A esto se suma que el aumento del paro es el peor en un mes de enero desde 2009. En plena crisis inmobiliaria se produjo un incremento interanual del 47,1% del desempleo y en la actualidad la subida es del 21,8%. El problema es que el paro sigue disparándose meses después de que estallara la crisis del coronavirus y que miles de empresas siguen advirtiendo que es imposible seguir manteniendo las actuales plantillas si no reciben un rescate efectivo del Gobierno.

CEOE: «Los datos son especialmente preocupantes»

Mientras que el Gobierno niega en contra de cualquier evidencia que se crea empleo en enero, los empresarios españoles están muy inquietos. CEOE, en un comunicado dice que «pese a que enero es un mes tradicionalmente negativo para el empleo por el fin de la campaña navideña, los datos de este mes son especialmente preocupantes pues, en términos globales, el desempleo se ha incrementado en más de 76.000 personas, con casi 220.000 ocupados menos».

«Todo ello, teniendo en cuenta que partimos de una campaña de Navidad atípica, con niveles de contratación que se vienen desplomando desde el inicio de la pandemia, y que solo en el mes de diciembre evidenciaron un descenso de casi 390.000 contratos respecto al mismo mes del año anterior, y de 421.000 ocupados respecto a febrero de 2020», remacha la patronal.

Según CEOE, «el desempleo se eleva a 3.964.353 personas, con clara incidencia en los jóvenes y en las mujeres, viéndose agravada la brecha de género en el empleo, pues estas últimas representan el 57,34% del total de desempleados, casi 15 puntos por encima de los hombres».

Además, los empresarios avisan de que hay más de cinco millones en un limbo laboral. «La crudeza de la situación es clara si tenemos en cuenta que la cifra de desempleo supera los cuatro millones y medio -4.649.172 personas- si contabilizamos a los excluidos de las listas oficiales por estar realizando cursos de formación o ser demandantes de empleo con ‘disponibilidad limitada’ o con ‘demanda de empleo específica’, a los que se suman los cerca de 739.000 que permanecen en ERTEs a 31 de enero.

Por ello, CEOE dice que «resulta obligado pedir con mayor vehemencia planes sectoriales, adicionales a los ERTEs, que inyecten liquidez y ayuden a garantizar la solvencia de las empresas, para poder garantizar la actividad empresarial y el empleo».

Lo último en Economía

Últimas noticias