La Generalitat incumple su promesa: los funcionarios independentistas no podrán trabajar el día de la Constitución

Quim-torra-se-burla-de-ciudadanos
El presidente de la Generalitat, Quim Torra,en el pleno del Parlament, donde se somete a la primera sesión de control después de las elecciones generales y del preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno progresista. Foto: EFE

La Generalitat, que pretendía que sus funcionarios pudieran trabajar el día de la Constitución, ha vuelto a incumplir su promesa. Y es que los funcionarios de la administración catalana no podrán trabajar el 6 de diciembre, día de la Constitución, uno de los compromisos que había asumido el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalitat, Jordi Puigneró.

Fuentes de la Conselleria de Políticas Digitales y Administración Pública han lamentado en declaraciones a Europa Press que el departamento no ha conseguido la adhesión de la mayoría de los sindicatos: "No podemos tirar adelante una medida que no cuenta con el apoyo de los representantes de los trabajadores".

De todas formas, Puigneró volverá a intentar sacar adelante esta medida el próximo año, incluyendo también el 12 de octubre, Día de la Hispanidad. En una respuesta parlamentaria recogida por Europa Press, el conseller ha sostenido que habían encontrado un mecanismo que "respetaba" los derechos de todos los trabajadores públicos, tanto los que querían trabajar ese festivo como los que no.

A pregunta de Ferran Pedret (PSC-Units), el conseller ha respondido que presentaron en la Mesa Sectorial de Negociación del Personal de Administración y Técnico una propuesta para que los empleados públicos pudieran trabajar ese día.

Esta fórmula, según fuentes del departamento, consistía en habilitar espacios de la Generalitat que ya, de entrada, se prevé que estén abiertos el día 6 de diciembre para llevar a cabo un proceso de consulta y negociación para impulsar un plan de mejora de la administración.

Las citadas fuentes han remarcado que esta fórmula debía ser voluntaria y no podía costar dinero a la administración, y que a los funcionarios que acudieran se les "convalidarían" esas horas a cambio de otras.

Sindicatos

La Mesa Sectorial de Negociación del Personal de Administración y Técnico representa tan solo a un tercio de los empleados de la Generalitat y no incluye a profesores y sanitarios del Institut Català de la Salut (ICS), y está formada por CC.OO. de Cataluña, UGT de Cataluña, CSIF, la Intersindical de Cataluña (IAC) e Intersindical-CSC.

Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que rechazaron la propuesta de Puigneró porque la mesa no tenía competencia para decidirlo y alegaron que no son representativos de todos los empleados públicos.

Miguel Ángel Merino, de CC.OO. de Cataluña, ha explicado que la propuesta de Puigneró menospreciaba una demanda histórica de los sindicatos de la función pública -impulsar un plan modernización de la administración- y utilizaban este hecho como "excusa" para ofrecer trabajar a funcionarios el Día de la Constitución.

"Provocación"

Carles Villalante (UGT de Cataluña) ha alertado de que se quería considerar como día laborable que funcionarios fueran a debatir sobre medidas de mejora de la administración: "No tiene apoyo legal ni jurídico. Es una provocación y una vergüenza".

El único sindicato que apoyó la propuesta del conseller fue la Intersindical-CSC, una de las organizaciones que pide que se pueda trabajar en festivos como el 6 de diciembre.

Fuentes de la Intersindical-CSC han expuesto que apoyaron la iniciativa porque permitía trabajar ese festivo, pese a que la han tildado de rara: "No es la manera".

Lo último en Economía

Últimas noticias