Laboral

El ERE de Caixabank asegura su éxito: los voluntarios doblarán las plazas disponibles

El ERE de Caixabank asegura su éxito: los voluntarios doblarán las plazas disponibles
Protesta de los sindicatos ante la junta de accionistas de Caixabank

Los sindicatos calculan que más de 4.000 personas podrán apuntarse al ERE que ha acordado el banco catalán aún a pesar de que las salidas que se realizarán son 2.023.

Este pasado jueves se abrió el periodo de adscripción voluntaria del ERE de Caixabank que prevé desprenderse de 2.023 trabajadores del banco con un coste para la entidad de 890 millones de euros que espera recuperar en cinco años. Aunque apenas han pasado horas desde que se ha iniciado, los sindicatos ya dan por hecho que se producirá una enorme acogida de la propuesta de prejubilaciones y despidos colectivos, que aseguran el éxito del ERE a pesar de que los sindicatos que han llevado el liderazgo de la negociación con la empresa (sobre todo Comisiones Obreras, que acabó por no firmar el ERE, y UGT) han sido muy críticos con el modo en que se ha gestionado.

El número de voluntarios está previsto que doble las plazas disponibles.

Y es que a la hora de la verdad la oferta final resulta atractiva para muchos trabajadores. Caixabank pagará el 57% del salario fijo bruto anual a los trabajadores nacidos en el año 1967 -que este año cumplen 52 años- o en años anteriores, y también compensará con 45 días con año trabajado a los nacidos después, con un mínimo de 36 mensualidades y un máximo de 42.

El banco catalán tendrá un coste por empleado elevado en este ERE, que será de aproximadamente 440.000 euros.

Limitar las salidas más caras

Precisamente este grupo de trabajadores que cumplen 52 años y pueden optar a una salida con prejubilación -quince años antes de la edad de jubilación oficial a pesar de las advertencias del Banco de España– son el grupo más numeroso y el que más interesado puede verse en estas salidas, según consideran fuentes sindicales consultadas por OKDIARIO.

Según los sindicatos, Caixabank limitó a 100 el número de personas de esta edad que podían acogerse al ERE, los nacidos en los años 66 y 67 que son los de sueldos más altos y por tanto los más caros. Tal y como dice UGT, "seguramente tendrá que ampliarlo y ahí nos encontramos con una disputa presupuestaria. Para que se llegue a las 2.023 salidas habrá que ampliar los criterios de estas edades". Son generaciones muy amplias, aseguran los representantes de los trabajadores, donde puede haber mucho interés en abandonar el banco.

Más gente que en 2015

Aunque es pronto para saberlo y el plazo acaba de empezar, los representantes de los empleados toman como referencia el ERE que se hizo en 2015 para 2.000 personas donde, en una mejor situación para el sector de la que hay ahora, ya se apuntaron 4.500. "Ahora las condiciones de carga de trabajo y de incertidumbre son peores", lamentan enUGT, lo que asegura una mayor suscripción al ERE.

"Estamos pasando de un modelo extensivo a un modelo intensivo donde hay que hacer virguerías para sacar beneficios por la estructura de tipos que tenemos. Hemos pasado de tener muchas oficinas que eran fábricas de dinero a rehuir de las oficinas porque ahora mismo el negocio tradicional no da para mantenerlo. Es lo que tienen los modelos extensivos, tienen un plus de servicios pero son más caros de mantener", reflexiona a este periódico una fuente sindical experta en negociaciones de ajustes.

Lo último en Economía