Bolsa

Estampida de inversores del Ibex 35: cae un 8,8% en el año mientras el Nasdaq sube un 15% y el DJ un 4,6%

ibex
Ibex 35 (Foto: Efe)

"No hay que estar en el Ibex ahora. Se puede estar en bolsa española pero no en el Ibex"

Santander, BBVA o Telefónica, penalizadas por su presencia en mercados emergentes con divisas devaluadas

El Ibex 35 es en lo que va de año el peor gran índice de las principales Bolsas europeas y acumula un 8,86% de caída desde el 1 de enero. Ni los tumultos ocasionados por el Brexit ni el nuevo Gobierno antieuropeo italiano han afectado a las Bolsas de sus países tanto como ha afectado al Ibex española la combinación de una serie de factores: sus grandes compañías están sufriendo en mercados emergentes, está habiendo correcciones en Bolsa para la banca tradicional y además hay riesgo político, sobre todo en lo referido a la incertidumbre por el aumento de impuestos como el impuesto a la banca o a transacciones financieras.

Mientras el selectivo español retrocede hasta poner en peligro soportes como los 9.000 puntos, en Estados Unidos el Nasdaq y el S&P 500 se encuentran en máximos históricos, con una subida del 15% y del 6,6% respectivamente. El Dow Jones acumula subidas del 4,6% estos 8 meses. La llegada de Donald Trump y su exacerbado populismo no ha afectado a las empresas norteamericanas, que se benefician de los estímulos fiscales que ha diseñado el empresario neoyorquino para ellas. Apple y Amazon han roto la barrera del billón de dólares de capitalización, un hito nunca visto.

Mientras, las bolsas europeas reflejan una economía más apocada, triste, que no ha remontado el vuelo excesivamente ni con los estímulos monetarios y donde no se encuentra en estos momentos la mayor innovación o el talento. El Ibex de Madrid es el peor de los grandes índices antes del Dax de Fráncfort, que cae un 6,45%, del Mib de Milán que cae un 5,6% (no le ha parecido afectar tanto los enfrentamientos con Europa del nuevo Gobierno italiano) y del CAC de París que apenas retrocede medio punto, siendo el mejor gran selectivo europeo en el año. Ni siquiera el FTSE de Londres, en pleno Brexit y ruptura con la Unión Europea, se comporta tan mal como el índice español.

"No hay que estar en el Ibex"

"No hay que estar en el Ibex 35 ahora. Se puede estar en bolsa española pero no en el Ibex", cuenta a este diario el analista de Profim José María Luna: "Hay una gran divergencia ahora mismo entre Estados Unidos y el resto del mundo. Con una dinámica de subidas de tipos de interés que no se da en el caso europeo y ayuda al sector bancario, nos encontramos con un trasvase de activos tanto en deuda como en bolsa desde el resto del mundo hacia Estados Unidos. Además su moneda está fuerte, inversores de todo el mundo prefieren invertir en dólares porque ganan por la propia inversión y también por la divisa".

Las compañías que están liderando el crecimiento en Norteamérica, principalmente tecnológicas, no abundan en esta parte del Atlántico y ello también afecta. "Coges el Ibex y lo lideran telecomunicaciones, eléctricas, petróleo, Inditex… todo es economía real pero no hay nueva economía, no hay compañías de tecnología que estén destacando. A Europa le afecta la composición de sus índices porque el dinero ha ido fluyendo hasta sectores más pujantes", considera Luna.

El analista no es muy optimista con la economía europea en general y la capacidad competitiva de sus empresas. "Sólo algunas empresas en Alemania se están subiendo con acierto a la ola tecnológica. Por lo demás vemos mucha vieja economía en el Viejo Continente y los inversores ya están apostando por la nueva".

"Muy preocupante"

"El Ibex cotiza en mínimos desde 2016 y es muy preocupante. Hay una serie de factores o catalizadores negativos que hacen que el índice esté en esta situación. Principalmente la crisis de emergentes (devaluación en Turquía, Argentina o Brasil) donde muchos del Ibex 35 tienen problemas. Valores como Telefónica o Inditex están teniendo un comportamiento muy malo estas dos semanas. La devaluación de lira turca, peso argentino y real brasileño está haciendo mucho daño", comenta Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB

Según dice, "el Gobierno de transición de Pedro Sánchez hace que los inversores extranjeros retrasen sus proyectos pero esto no tendría que afectar a los grandes del Ibex, que ganan casi todo su dinero fuera de España. Los ‘blue chips’ van muy mal y esto no pasa en otros grandes índices europeos, como el Dax o el FTSE". Podría parecer que estamos en un cambio de paradigma donde muchas empresas europeas quedan en negocios tradicionales. Por ejemplo, ahora el pasado día 4 el Eurostoxx sacó de su índice a Deutsche Bank, mientras entraba la española Amadeus, especializada en servicios tecnológicos a agencias de viajes y otras empresas. Por eso el sector bancario cae ahora mismo un 10%, por encima del general.

"Amadeus es una empresa que no sorprende y nosotros siempre la ofrecemos. Tiene una fortaleza y tendencia my buena. Ellos se basan en el big data, mucha información de clientes. Y todo su sector telecomunicaciones. Por su parte Telefónica es una vieja gloria. Un negocio que está agotado, su expansión hacia Latinoamérica no ha sido fácil porque ahora es una de las ramas que peor funciona. Un negocio caducado, una empresa muy grande", certifica el analista de XTB, que también destaca el ruido político: "En Estados Unidos parece que no ha afectado pero en Europa hay más. Raro es el año que no pasan cosas en el Continente: Grexit, Brexit o el viacrucis italiano".

El factor técnico importa

El último factor para explicar el mal resultado del Ibex es el técnico. En el caso español, en los últimos meses están aumentando las posiciones cortas como "forma de cubrirse de un riesgo que es el riesgo España y este riesgo podría ir a más", dice XTB. Ahora, con la tendencia bajista, podría romper soportes hacia la baja y seguir cayendo. Estos factores no seducen a los inversores nacionales ni internacionales.

Más optimista es Gisela Turazzini, de Blackbird: "Es importante el soporte de los 9.300, que está en duda. Diría que es pronto para hablar de ruptura de soporte pero no es un buen augurio. El mercado español se está enfrentando a un desequilibrio un gap entre valor y momento. Por ejemplo compañías que mejoran sus cuentas el mercado las aprieta en mínimos técnicos. No hay correlación en el mercado actualmente. Yo sería prudente en el corto plazo pero optimista en el medio plazo. El Ibex no tiene una razón de ser tan grande para estar en este nivel".

Para la trader, "el mercado exagera los problemas porque el impacto en beneficios es limitado al ver compensada la caída en los ingresos". Pone el ejemplo de la Telefónica de José María Álvarez Pallete, que cotiza "a unos múltiplos inverosímiles y Pallete ha convocado el Investors Day para explicar al mercado que esto es absurdo". Turazzini recuerda que "el valor y el momento técnico no tienen nada que ver. Tenemos empresas con mucho valor y Telefónica quiere sacar a relucir ese plan estratégico a 200 fondos de inversión porque hay fuga de fondos".

La experta de Blackbird es más optimista que el resto de analistas y considera que si hay una caída "será más coyuntural que estructural, un ajuste limitado en el tiempo".

Lo último en Economía