Emprendedores

Jamonprive, una pyme española que vive el Black Friday en Amazon: “Es como los Reyes Magos en noviembre”

Jamonprive-Black Friday
Jamón ibérico (Foto: Getty)
0 Comentar

Jamonprive surgió porque nadie -o casi nadie- puede resistirse al jamón ibérico, uno de los productos estrella de nuestra gastronomía española. La “creciente demanda” y el hecho de que “muchos países europeos que conocen nuestro producto no lo tienen a su alcance” dieron vida a esta empresa creada por dos hermanos. “Se nos ocurrió crear un portal donde todo el mundo pudiera conseguirlo de forma rápida y sencilla”, cuenta a OKDIARIO Andrea González, la fundadora de la compañía.

Esta microempresa, formada por tres empleados que trabajan desde casa en países distintos, comenzó a vender su amplia carta en Amazon en cuanto se aprobó la normativa que permitió comercializar productos alimenticios en la plataforma. Fueron rápidos y se colocaron entre los primeros en hacerlo. “Hasta hace un par de años los productos alimenticios estaban prohibidos en Amazon y cuando salió la noticia de que al fin podían venderse nos movimos bastante rápido. Anteriormente vendíamos ya otro tipo de producto no alimenticio, con lo cual, no nos resultó mucho más complicado incluir nuevos productos. Si no fuimos los primeros, fuimos los segundos o terceros, pero realmente nos pusimos a vender en cuanto estuvo permitido”, apunta González.

Ahora, desde Jamónprivé esperan como agua de mayo el Black Friday, el evento del año que impulsa las cuentas de las pequeñas y medianas empresas. “Nos encanta ese día y lo vivimos con mucha ilusión. Para nosotros es como los Reyes Magos pero en noviembre. Esperamos por supuesto grandes ventas”. El Viernes Negro, que se celebrará el próximo 24 de noviembre, es una oportunidad para dar visibilidad a la compañía: les permite registrar “muchas ventas en un mismo día y un mejor posicionamiento online.

Del jamón a la creación de una tienda gourmet

Comenzaron vendiendo jamón, pero su buen paladar -“somos vascos y por tanto, buenos comedores”- les hizo ampliar la carta en cerca de 800 productos. “Comenzamos con la idea de vender exclusivamente jamón y embutidos, es decir, productos derivados del cerdo. Sin embargo nuestra pasión por seguir dando a conocer nuestros productos españoles fuera de nuestro país, nos impulsó a crear una tienda gourmet con más de 700 referencias. El jamón no se puede comer solo: le hace falta un buen vino, pan y algo de aceite de oliva, ¿verdad?”, apunta. “A todo el mundo le encanta comer”, añade la fundadora de Jamonprive.

Todos los productos son made in Spain. Precisamente el origen es una de sus señas de identidad para diferenciarse de sus competidores y además, el sello que les acompaña allá donde van. “Nuestro país es muy apreciado en el mundo gastronómico. Creo que humildemente nosotros hemos aportado nuestro granito de arena también para seguir expandiendo la cultura del jamón, sobre todo en el sector online, en el que quizá no era tan habitual poder encontrarlo. España, país de origen del jamón serrano e ibérico es un sello que nos acompaña allá donde vayamos”.

Lo cierto es que el comercio electrónico ha dado alas a sus productos. Gracias al e-commerce, su jamón llega a toda Europa y Estados Unidos, aunque su intención es expandirse internacionalmente en los próximos años. Los países donde más vende son España, Italia, Alemania, Francia e Inglaterra. Y sus clientes tienen un claro perfil: la gente que compra desde sus casas. “Creo que el temor a comprar por Internet se está perdiendo. Hoy en día disponemos de muy poco tiempo y los pagos son seguros y las facilidades de devolución son estupendas. Si no te gusta algo lo devuelves y punto, no tienes por qué quedártelo”, sostiene Andrea.

Emprendedores sin financiación

“Somos emprendedores, claro, porque hemos emprendido un proyecto del que por suerte podemos vivir y sin movernos de nuestra casa. Afortunadamente no hemos necesitado financiación hasta el momento. No creo que nada sea sencillo hoy en día, y menos comenzar un negocio de cero que no sabes si funcionará o no. Cuando se comienza un proyecto, la incertidumbre pesa mucho. Es necesario tener mucha paciencia y mucha constancia, especialmente cuando las cosas se tuercen”.

Y en su camino, se han torcido muchas. Pero, cualquier obstáculo ha merecido la pena, cuenta. “Cada día se presentan nuevos obstáculos, sin embargo, nunca dejamos de pelear. Destacaría sobre todo la lentitud del principio hasta generar ventas y hacer beneficio. Darse a conocer es difícil y al principio todo es invertir e invertir. Es muy duro esperar y aguantar hasta que finalmente se consigue hacer algo de dinero”.

Últimas noticias

Lo más vendido