BCE

Draghi dice adiós al BCE tras inundar Europa de unos billetes que pasan a manos de Lagarde

Draghi dice adiós al BCE tras inundar Europa de unos billetes que pasan a manos de Lagarde
foto2-ECONOMIA-interior

Ocho años después, este jueves tendrá lugar la última reunión del Banco Central Europeo (BCE) presidida por el salvador del euro, Mario Draghi. A pesar de que en esta reunión no se esperan novedades destacables, sí será un acontecimiento muy seguido en toda Europa, ya que el protagonista del famoso "Whatever it takes" cede el mando a la que será la primera mujer en presidir la institución, Christine Lagarde.

El economista italiano deja tras de sí nueve bajadas del tipo de interés, desde el 1,5% hasta el 0% actual, y una depreciación del euro respecto al dólar superior a un 20%. Draghi será recordado por haber frenado las especulaciones sobre el hundimiento del euro y por no haber llevado a cabo  ninguna subida de tipos en sus ocho años al frente del BCE. Los analistas destacan que el discurso de este jueves tendrá nuevamente un tono acomodaticio pero que no recogerá nuevos estímulos monetarios.

Andrés Aragoneses, analista de Selfbank, destaca que "no se estima que haya ninguna novedad en esta reunión, dejando en manos de la nueva presidenta Christine Lagarde los movimientos a seguir. Con el escalonamiento de la facilidad de depósito y el nuevo programa de compra de deuda a razón de 20.000 millones de euros mensuales se despide Draghi, con la amenaza más que nunca de una ralentización económica".

"A pesar de que los últimos datos de inflación quedaron por debajo de las previsiones (0,8% contra el 0,9% esperado) y muy por debajo del objetivo del 2% del Banco Central, no se espera que haya grandes cambios en la reunión. El tipo de interés de referencia se mantendrá en el 0% y el tipo de facilidad de depósito en el -0,5%", ha remarcado Sergio Ávila, analista de IG Markets.

"Hay unanimidad en emplear medidas no convencionales, si es necesario".

Los analistas coinciden en que esta reunión no tendrá una gran influencia en los mercados, ya que fue en la anterior reunión cuando se tomaron medidas extraordinarias. Sin embargo, Draghi abandonará la institución dejando claro que existe una gran incertidumbre económica y geopolítica y que el BCE hará todo lo que sea necesario y está listo para actuar. Además, el italiano insistirá en el deterioro al que se enfrenta la eurozona y el impacto negativo que podría tener en la inflación una desaceleración.

Los analistas de Investing.com hacen hincapié en que "es probable que Draghi aproveche la rueda de prensa posterior a la decisión de tipos para explicar sus medidas de política acomodaticia en un momento de gran incertidumbre, tanto política como económica, y con grandes riesgos macroeconómicos". 

"En el caso de esta reunión, lo que está más en duda es ver si centrará sus esfuerzos en señalar a algún país en específico, y, en ese caso, Alemania tiene todas las papeletas de ser el país señalado ante el fantasma de una recesión del gigante industrial", señala Aragoneses.

Otro de los puntos que el presidente del organismo podría destacar en su último discurso, es la necesidad de que los gobiernos flexibilicen sus políticas fiscales dando soporte a los bancos centrales. Ya en anteriores reuniones Draghi destacó la importancia de que las políticas fiscales de los países de la Unión Europea (UE) fueran más expansivas, con el objetivo de que las políticas monetarias adoptadas por la institución fueran más efectivas.

De ex directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) a presidente del Banco Central Europeo (BCE)

La abogada y política francesa, Christine Lagarde tendrá el duro papel de suceder a Draghi al mando del BCE, en un periodo complicado por la desaceleración económica global y las constantes críticas que los bancos centrales reciben por parte de los gobiernos. Llegados a este momento la nueva presidenta deberá decidir si continúa con la política de su predecesor u optar por un nuevo camino.

De momento, Lagarde tendrá que hacer frente a importantes retos entre los que destacan la desaceleración del crecimiento de la eurozona, la recesión técnica a la que ha llegado Alemania, así como seguir adelante con el reto de la unión bancaria que persigue el organismo. Además, la francesa también deberá hacer frente a las críticas del sector bancario europeo por el mínimo histórico en el que se encuentran los tipos de interés.

"La reunión de política monetaria del BCE de este jueves será la última para su presidente Mario Draghi y le dará la oportunidad de defender y consolidar su legado como jefe de la institución", ha remarcado Franck Dixmier, director global de Renta Fija de Allianz Global Investors.

Lo último en Economía

Últimas noticias