De junio a agosto

El Corte Inglés vuelve a ebitda positivo en su segundo trimestre tras perder 510 millones de marzo a junio

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés
Marta Álvarez.

El Corte Inglés ha vuelto a registrar ebitda positivo en su segundo trimestre fiscal, de junio a agosto, tras perder 510 millones de euros en su primer trimestre, de marzo a junio, que coincidió con el cierre de los negocios por el estado de alarma decretado por el Gobierno por el coronavirus. Además, de junio a agosto ha recuperado las ventas de 2019 a excepción de lo ligado al turismo: las ventas en retail en junio, julio y agosto con respecto al año anterior descendieron un 8%, un 16% y un 14%, respectivamente.

La compañía está planeando lanzar una nueva emisión de bonos por un importe aproximado de 600 millones de euros e iniciará para ello un ‘road show’ la próxima semana con el objetivo de sondear el mercado y conocer el apetito de los inversores.

«La resiliencia y fortaleza del negocio de El Corte Inglés en una situación de enorme incertidumbre, ha animado a la empresa a sondear el mercado para una posible emisión de bonos en los próximos días», han señalado a Europa Press en fuentes de la compañía.

El Corte Inglés, que crece en todos los negocios, excepto viajes, tras el confinamiento, ha generado 679 millones de euros de flujo de caja positivo durante el segundo trimestre.

El grupo ha resaltado que fue capaz de reaccionar con rapidez a la situación de gran incertidumbre generada como consecuencia del Covid-19 reduciendo sus inversiones y sus gastos; acordando con los sindicatos el mantenimiento del empleo y de los salarios, acompañado de medidas de flexibilidad laboral; aplicando una política de reducción del dividendo, y asegurando la liquidez de la compañía (nueva línea de crédito por 1.300 millones y un préstamo de 960 millones con aval del ICO).

Liquidez

Al término de agosto, El Corte Inglés contaba con una liquidez de 2.192 millones de euros, una de las cifras más altas de su historia, según ha subrayado el grupo, que situaba la deuda a la misma fecha en 3.266 millones de euros.

El Corte Inglés ha resaltado además que las medidas de seguridad implementadas en sus centros y la amplia capacidad de éstos ha ayudado a una vuelta «rápida, ordenada y segura» del tráfico a las tiendas. Los datos de junio, julio y agosto muestran una recuperación significativa en las ventas, alcanzado niveles del 90% comparadas con el mismo periodo de 2019.

Primer trimestre

Las cifras dan por superado el mal dato del primer trimestre, cuando la compañía perdió 510 millones de euros. Las pérdidas incluyen unas provisiones de 338 millones de euros, según explica el grupo presidido por Marta Álvarez, que ha resaltado que la posible emisión de bonos está avalada por la «sólida» respuesta de la compañía durante la etapa del confinamiento.

Pese a tener durante el primer trimestre la totalidad de las tiendas cerradas, con la excepción de las áreas de alimentación, El Corte Inglés ha alcanzado unas ventas para el negocio ‘retail’ del 59% de media comparado con el mismo trimestre del año anterior.

Sobre todo gracias al negocio de alimentación, que ha crecido más de un 25%, y a la «fuerte» demanda recibida para los productos a través de la plataforma ‘online’, con un crecimiento de pedidos que se ha multiplicado por cinco.

Lo último en Economía

Últimas noticias