Cisma en Telepizza: franquiciados denuncian que el pacto con Pizza Hut pone en peligro 15.000 empleos

Telepizza
Establecimiento de Telepizza. (Foto: Telepizza)

Los franquiciados de Telepizza no ven con buenos ojos la letra pequeña de su alianza con Pizza Hut y continúan su batalla legal contra la compañía  para frenar la ratificación del acuerdo entre los dos gigantes de la pizza. Un acuerdo que "pone en peligro los derechos de los franquiciados y el futuro de los 15.000 empleados directos creados a través de estas franquicias", explica el abogado de la Asociación de Franquiciados de Telepizza (Aftpz) Juan Ramón Montero.

La asociación mantiene la demanda interpuesta en el juzgado, donde solicitan que la Junta General de Accionistas, que arranca este miércoles y continúa el jueves en segunda convocatoria, no se celebre o que, en su defecto, deje sin efecto el punto que trata la alianza entre Telepizza y Pizza Hut.

La ‘fusión’ se someterá a votación entre el accionariado de la compañía española este miércoles. En el caso de que el juzgado no emita una resolución previamente, según se recoge en la orden del día y según confirman fuentes oficiales de Telepizza, el acuerdo se valorará y los accionistas se pronunciarán sobre el mismo.

Las mismas fuentes consultadas apuntan que no han recibido ninguna comunicación del juzgado y que esperan que la junta pueda tratar todos los puntos que se recogen en el orden del día.

"Eliminar" la marca Telepizza

Pese a que ha habido un acercamiento entre ambas partes, no ha llegado a buen puerto. Aunque Telepizza mandó una misiva a los franquiciados para asegurarles que mantendrá los contratos y respetará sus derechos, la asociación lo quiere por escrito e insta a la compañía a firmar un nuevo convenio para proteger sus derechos. "Es una situación muy complicada puesto que van a entregarse a su principal competidor. Los daños van a ser inmensos y los franquiciados estarán en un camino sin retorno y serán entregados al competidor principal", apunta Montero.

En opinión del abogado de la asociación, que representa a un centenar de los casi 500 franquiciados de Telepizza, este acuerdo sólo provocará que Pizza Hutt se extienda a costa de que la española se convierta en una marca residual, poniendo en peligro los negocios de los franquiciados.

La asociación reclama que se respeten sus derechos así como la renovación de los contratos que vencen en los próximos dos años, sin que resulten obligados a convertir sus franquicias a Pizza Hut salvo que hubiese condiciones subjetivas. Además, instan a preservar la exclusividad de los negocios, ya que "pueden crearse círculos de protección estableciendo un Pizza Hut cerca de su franquicia"; así como garantizar las cuestiones económicas y que no se desvíen los fondos a ambas compañías, como por ejemplo, la publicidad.

Telepizza se defiende

El hecho de que Telepizza controle ahora dos marcas hace que todos estos flecos queden sin coser. Sin embargo, desde la compañía aseguran que "Telepizza ha reiterado a los franquiciados de forma individual o en reuniones por toda España su compromiso de dar estricto cumplimiento a todos los contratos vigentes actuales con pleno respeto a todos sus términos y condiciones, no imponer un plan de desarrollo de la marca Pizza Hut a ninguno de sus franquiciados y no abrir restaurantes Pizza Hut en las áreas de influencia de los franquiciados de tiendas Telepizza".

Además ha reiterado que "mantiene la política en vigor respecto a la firma de nuevos contratos a la finalización de los vigentes a día de hoy, no obligando a los franquiciados a un cambio de enseña y marca".

Por otro lado, señalan que los franquiciados no están obligados a abrir tiendas Pizza Hut, "ni a convertir sus tiendas en Pizza Hut o abrir establecimientos Pizza Hut".

Las mismas fuentes consultadas aseguran que el pacto entre ambas compañías es  una oportunidad de crecimiento para los franquiciados y es el principal motivo tras esta alianza, especialmente en España".

Puntos clave del acuerdo

Los puntos clave del acuerdo se basan en las zonas geográficas de expansión de las marcas. En España y en Portugal continuará desarrollando su marca, pero comenzará a operar los establecimientos de Pizza Hut y supervisará los franquiciados de Pizza Hut. Grupo Telepizza, según explicaba la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En América Latina y el Caribe,  Telepizza supervisará los franquiciados de Pizza Hut, que continuarán operando los establecimientos de la marca en Latinoamérica (excluyendo Brasil) y el Caribe. Pero, la española convertirá de forma progresiva sus establecimientos existentes en la región.

Telepizza abrirá al menos 1.300 nuevos establecimientos en los próximos diez años, y 2.550 en total en veinte años en todas las regiones que cubre
la alianza.

Lo último en Economía