Caixabank se vuelca en la venta de hipotecas y prevé que la vivienda se encarecerá hasta un 3,7%

Goirigolzarri Villarejo
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Caixabank

Caixabank se propone disparar el número de hipotecas que comercializa de aquí a 2024 en un contexto de subida de tipos y del precio de la vivienda en España, descartando la existencia de una burbuja inmobiliaria.

El banco prevé que los tipos de interés en 2024, en la eurozona, hayan subido un 1,56%, «un crecimiento no abrupto y sostenido», ha precisado el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, en la presentación del Plan Estratégico 2022-2024 de la entidad .

El banco, que pronostica en los próximos años un crecimiento medio de la economía española anual superior al 3%, estima que el precio de la vivienda en España subirá un 3,5% este año, el 3,2% en 2023, y el 3,7% en 2024.

En este contexto, la entidad pretende alcanzar una cuota en el mercado de hipotecas del 20% en 2024 desde el 15% actual, elevando un 50% su producción hipotecaria.

«Hemos visto que nuestra producción hipotecaria está creciendo a ritmos muy altos, de unos 600 millones de euros al mes a principios de año, al entorno de los 1.000 millones en la actualidad, y esperamos crecer un 50% en la producción de hipotecas», ha explicado Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank.

«Tenemos muchos productos que ofrecer en el ámbito del hogar, desde protección, alarmas, seguros, instalación de panales solares… es un área de negocio en franco crecimiento», ha indicado.

«La estrategia de tipo fijo de Caixabank viene de hace cuatro o cinco años y hoy el 90% de las hipotecas que comercializamos es a tipo fijo», ha precisado José Ignacio Goirigolzarri.

«Llevamos tiempo avisando que para un particular que busque certidumbre tener una cuota fija mensual es una tranquilidad», ha añadido Gortázar. El consejero delegado se ha referido al modelo de la hipoteca inversa diciendo que se trata de «un producto marginal, no hay un marco regulatorio ni social que defina bien este producto», y ha descartado la existencia de una burbuja inmobiliaria.

Optimismo y crecimiento

«Estamos tan contentos que está aquí todo el comité de dirección», ha comenzado diciendo el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, en la presentación pública del Plan Estratégico 2022-2024, celebrada en una de las antiguas Torres Kio de Madrid.

La previsión de un próximo incremento de los tipos de interés y la terminación del proceso de integración con Bankia, ha elevado las expectativas del banco, y también de su valor en Bolsa, que hoy martes se ha incrementado un 5,17% cerrando a 3,05 euros por acción.

El gran cambio, ha dicho Goirigolzarri, «es que dejamos atrás seis años de tipos cero».

«Hemos culminado prácticamente el proceso de culminación, el mayor en la historia de la banca española», ha subrayado Goirigolzarri. «Somos conscientes de que nos enfrentamos a un entorno sometido a un gran cambio disruptivo, por eso el Plan está centrado en adaptarse a estos cambios», ha indicado, destacando «la sostenibilidad, la digitalización y las nuevas formas de trabajar».

El presidente de Caixabank se ha referido durante su intervención y tras ser preguntado, sobre la participación de la entidad en Telefónica, cercana al 5%, asegurando que el banco mantendrá dicha inversión en 2024.

El Consejero Delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, ha insistido sobre la apuesta del banco por el crecimiento del negocio «que tenemos al alcance de la mano», ha dicho.

«La capacidad de ofrecer productos de distinta índole es extraordinaria, hemos construido un supermercado financiero líder», ha comentado. El consejero delegado ha indicado que está previsto que el banco finalice el año con 3.850 sucursales. «Los clientes que utilizan la oficina y también los medios digitales son los más rentables», ha apuntado.

En la presentación del Plan Estratégico publicado hoy martes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CaixaBank aspira a elevar sus ingresos a un ritmo del 7% entre 2022 y 2024, de manera que el margen de intereses suba un 8% apoyado en el nuevo entorno de tipos de interés.

El plan contempla que la rentabilidad (ROTE) se situará al final del periodo por encima del 12%, prácticamente el doble que en la actualidad, mientras que la ratio de eficiencia mejorará 10 puntos en comparación con 2021, hasta colocarse por debajo del 48%. El banco estima que la morosidad descenderá por debajo del 3% a finales de 2024.

«El dividendo de los próximos tres años suma 9.000 millones de euros en nuestro escenario central», ha reiterado Gortázar, quien ha declinado ofrecer una previsión de beneficio anual de Caixabank.

Lo último en Economía

Últimas noticias