Turismo

El 70% de los hoteles en España sigue cerrado y la ocupación no supera el 20%

Meliá, NH y Barceló detectan un repunte de las reservas a partir de mayo por la desescalada británica
Meliá, NH y Barceló detectan un repunte de las reservas a partir de mayo por la desescalada británica

La situación del sector hotelero en España continúa siendo muy crítica y todavía se encuentra lejos de los niveles registrados con anterioridad a la pandemia de coronavirus. La tercera oleada de covid-19 ha supuesto la entrada en vigor de nuevas restricciones que han provocado que actualmente un 70% de los hoteles en España todavía permanezca cerrado, y que la ocupación actual de los pocos que están abiertos no supere el 20%.

Ante esta grave situación, José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, defiende que sus empresas necesitan ayudas directas: «En otros países se restringido el turismo pero automáticamente se les han concedido ayudas directas. Con distintos modelos, pero se podría elegir cualquiera de ellos. Pero en España solo se han dado meras propinas. El plan de choque que presentó el Gobierno es un no plan. Es imposible que un sector que ha perdido 65.000 millones de ventas en 2020 pueda mantener al totalidad de su plantilla».

Por su parte, Juan Molas, presidente de la Mesa de Turismo, remarca que «tenemos que destacar que lo importante es acelerar el proceso de vacunación. Hay que conseguir alcanzar a un 70% de la población antes del verano. Hay que organizar bien la gestión de compra y el reparto de las vacunas. De este modo se podrían poner en marcha programas como el Imserso, que es un tema que de momento se ha puesto en pausa. Estamos perdiendo dinero que no entrará en las arcas del estado».

Hay que tener en cuenta que hubo meses en el pasado 2020 en los que el registro de hoteles abiertos fue cero (abril, en pleno confinamiento total por el primer estado de alarma). En el mejor de los casos, durante la temporada de verano y especialmente el mes de agosto, el sector apenas ha rozado las 13.000 aperturas frente a los 18.818 establecimientos que llegaron a estar abiertos durante el pasado 2019.

Ante esta situación los hoteleros han optado en muchos casos por bajar precios, en una media del 17,4% sólo el pasado mes de noviembre. Esta medida sin embargo, lastra fuertemente a la bajada de la rentabilidad, cuya mejor medida es el ingreso medio por habitación disponible, que ha pasado de estar situada en torno a los 60 euros en 2018 y 2019 (algo más alto en este segundo ejercicio) a bajar a 13,7 euros en noviembre pasado, un 72,7% de caída.

En las comunidades autónomas más turísticas, el número de hoteles cerrados es también sustancial. Este es el caso de Baleares, donde de 659 abiertos de media en el pasado 2019, se ha pasado a tan sólo 235, un 64,3% de caída; seguida de Canarias, con un 50,3% menos (de 541 a 269).

Inversión hotelera

La pandemia del coronavirus también ha impactado de forma sustancial en el mercado hotelero español que en 2020 alcanzó una inversión de 955 millones de euros, lo que supone un 62,1% menos que el año anterior; un marco en el que la Comunidad de Madrid se hizo con 97 millones de euros, más de un 10% del total nacional.

Así se desprende del informe del Mercado de Inversión Hotelera en España elaborado por la consultora Colliers International, que asegura que el 50% de la inversión se concentró en el cuarto trimestre del año por lo que confía en que la reactivación se lleve a cabo a finales de 2021. El sector inversor se muestra optimista de cara a este año que acaba de comenzar y aunque todavía se esperan tres o cuatro años «complicados», lo importante es conseguir «aguantar» porque las inversiones volverán a España a corto plazo.

Miguel Vázquez, ‘managing partner’ de hoteles en Colliers, y Laura Hernando, ‘managing director’ de este departamento, presentaron este jueves las conclusiones del sector y las previsiones para 2021 durante un encuentro digital.

«El reto en los próximos años es intentar sobrevivir en un contexto en el que la financiación bancaria de momento se centra en apoyar a empresas con riesgo sistémico como touroperadores o compañías aéreas, así como grandes clientes», explicó Vázquez, quien afirmó que las opciones para sobrevivir pasarían por generar caja: a través de la introducción de nuevos inversores, integraciones en grupos de mayor solvencia o transacciones corporativas.

Lo último en Economía

Últimas noticias