El diputado de ERC es un seguidor confeso del Espanyol

El tuit de Rufián que incendia al barcelonismo

Gabriel Rufián, diputado de ERC y confeso seguidor perico, ha publicado un mensaje que no ha gustado nada al Barcelonismo. "Volveremos", decía el político catalán.

Gabriel Rufián ERC BNG
Gabriel Rufián, en el Congreso de los Diputados (Getty)

Gabriel Rufián, diputado de ERC en el Congreso y reconocido seguidor perico, ha publicado un tuit tras el descenso del Espanyol al caer ante el Barcelona en el Camp Nou (1-0) que ha sentado muy mal a los seguidores del conjunto azulgrana. «Volveremos», reivindicaba el político catalán, un lema compartido por muchos otros aficionados pericos, pero que en el caso de Rufián se volvió más polémico dada la foto que acompañaba al mismo:  el gol de Raúl Tamudo a Víctor Valdés que le costó la Liga al Barcelona.

El Espanyol se ha convertido en el primer equipo de la 2019/2020 en sellar el descenso a Segunda tras la derrota de este miércoles del conjunto perico en el Camp Nou. A falta de tres jornadas para echar el cierre a la Liga, el equipo blanquiazul ya sabe cuál será su destino: la Liga Smartbank. Apenas terminado el encuentro y una vez hecho oficial que el histórico equipo volvería a Segunda tras 26 años, enseguida las redes sociales se llenaron de mensajes de aficionados pericos con un lema común: «Volveremos».

Esa misma reivindicación la hizo Gabriel Rufián, diputado de ERC en el Congreso y confeso seguidor del Espanyol. «Volveremos», decía el político catalán. Pero su mensaje iba más allá de un mensaje de apoyo al equipo blanquiazul. Rufián hizo uso de la hemeroteca y utilizó una de las fotos de uno de los momentos que más sacan la sonrisa al aficionado perico – y al madridismo-: el gol de Raúl Tamudo a Víctor Valdés en la temporada 2006/2007. Aquel tanto del capitán perico le costó la Liga al Barcelona.

Era la noche del 9 de junio de 2007. Empatados en puntos, Barcelona y Real Madrid se medían a Espanyol y Zaragoza en la penúltima jornada de Liga. En la grada, las radios eran el mejor aliado: todos estaban pendientes de lo que ocurría en el otro campo. Se acercaba el final y el Barcelona ganaba 2-1 al Espanyol, mientras que el Real Madrid perdía 2-1 en la Romareda. Aquel resultado dejaba por delante a los azulgranas, que en caso de empate a puntos tenían el gol average en contra. Fueron 18 segundos los que cambiaron la historia. Van Nistelroy marcó el tanto del empate en el 88 y en ese lapso de tiempo Raúl Tamudo perforaba la portería de Víctor Valdés, un gol que le costó la Liga a los azulgranas y se la dejó en bandeja a los de Fabio Capello. Aquella Liga, la que recuerda Rufián, será recordada siempre por el Tamudazo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias