Triplista de día, mamá de noche

paula-palomares-liga-endesa-triple
Paula Palomares consiguió 15 puntos en el concurso de triples.

“Tuve mala suerte. Quizá estaba muy nerviosa”, comenta Paula Palomares. El sábado por la mañana, en el ensayo del concurso de triples, tuvo la desgracia de lograr la séptima mejor marca de ocho posibles. Eso quería decir que tendría que verse las caras en una ronda de K.O. con Jaycee Carroll, el tirador del Real Madrid y ganador a la postre del concurso.

Su marido Lucas Victoriano, ex jugador entre otros del Madrid, intentaba tranquilizarla. Tras semanas de preparación verse con el jugador mormón era lo peor que le podía ocurrir en un concurso que no tenía en cuenta las marcas globales respecto a los otros competidores. Si eso hubiese sido así, Paula habría sido la tercera de los cuartos de final del concurso de triples y hubiese pasado ronda gracias a sus 15 puntos. Sin embargo, lo único que contaba era su duelo con Carroll, que firmó 20 y la mejor marca., fue el cara a cara. “He estado mucho más relajada que esta mañana en el ensayo. De no haberme cruzado con Jaycee seguramente hubiese tenido un resultado mucho mejor”, explicó Paula cogiendo en brazos a su hija Carlota.

“Cuando fui mamá fue cuando empecé a tirar bien. Si estoy aquí en parte también es por ella. Dejé de penetrar a canasta y me ha ido bien”, comenta la jugadora del Fundal Alcobendas de Liga Femenina 2, otra víctima del frenesí del calendario baloncestístico. En cuanto acabó el concurso cogió un AVE con destino a Madrid. “Mañana salimos a las 7 de la mañana para comenzar la temporada en Mallorca y tenemos el partido a las 12:30. Espero poder descansar algo”.

Palomares ha rechazado varias ofertas para jugar en Liga Femenina -donde ha permanecido la mayor parte del tiempo en su carrera- para no dejar de ver a su hija. “Lucas ayuda mucho cuidándola, pero una mamá al final es una mamá. No podía dejar de verla por estar entrenando todo el día”. Ayer en Mallorca, en su primer partido de la temporada, demostró el porqué de su invitación al concurso de triples. Acabó con 28 puntos, 37 de valoración y un espectacular 6 de 10 en triples. Por la noche, estará cambiándole los pañales a Carlota con una sonrisa. Compaginar baloncesto y familia es posible.

Lo último en Deportes

Últimas noticias