Mercado de fichajes

El Real Madrid no le quita ojo a Werner

Gusta en el club y también a Lopetegui, que quiere que dos delanteros peleen por un puesto

La cúpula blanca le está haciendo un seguimiento durante el Mundial porque encanta en el club

El Mundial es la mejor pasarela para un futbolista y el Real Madrid uno de los clubes que siempre asisten a estos desfiles diarios. Muchos son los nombres que aparecen en la órbita blanca pero tal y como ha desvelado Eduardo Inda, director de OKDIARIO, uno destaca por encima del resto y no es galáctico: Timo Werner.

El director aseguró en El Chiringuito de Jugones que "el Real Madrid no va a fichar un gran nueve, ya que va a seguir Benzema, y hay un futbolista que gusta mucho en la casa blanca, que se apellida Werner. Lo están siguiendo a fondo y vamos a ver qué ocurre. Su precio está en torno a los 50 millones".

El delantero titular por Alemania está siendo seguido más de cerca por la cúpula merengue durante estos días y ya tendría hasta el visto bueno de Julen Lopetegui. Su debut ante México no fue el esperado por la derrota , aunque las altas esferas tienen plena confianza en este 9 tan peculiar. Y es que Werner no es un ariete nato al uso. Con apenas 1,80 metros de estatura,  fijar centrales no es lo suyo, pero en cambio con una potencia e inteligencia superior aparece por todo el frente de ataque para martillear a la defensa rival.

Desde OKDIARIO ya adelantamos a finales de abril de 2017 que el Real Madrid le estaba espiando. Entonces era uno de los posibles sustitutos de Morata si se acababa marchando y aunque finalmente este condicionante ocurrió, Zidane prefirió recuperar a Mayoral.  Ahora con Lopetegui todo parece haber cambiado. La continuidad de Benzema está más en el aire que nunca y pase lo que pase con su futuro, quiere a dos delanteros de garantías que compitan durante toda la temporada por un puesto como hizo con la selección española desde su llegada en 2016.

Un contrato que puede bajar su precio

Timo Werner tiene contrato con el Leipzig hasta junio de 2020 y el Mundial puede ser su mayor trampolín para el siguiente objetivo de todo futbolista. Sin embargo, el propio protagonista ya ha hecho un se queda en los meses previos al torneo lo que puede rebajar su precio si no renueva antes del próximo verano.

La referencia alemana tiene muchas curiosidades a pesar de su temprana edad: 22 años. En un partido de esta pasada Champions que disputaba su equipo ante el Besiktas en Turquía tuvo que ser sustituido por el ruido que hacían los aficionados locales e incluso ha llegado a ser odiado en su país por su carácter de piscinero.

Lo último en Deportes