Copa del Rey de baloncesto 2019

Real Madrid – Barcelona: Clasicazo con cuentas pendientes

Real Madrid Barcelona

Real Madrid y Barcelona se citan de nuevo en una final de Copa del Rey. Madridistas y culés se medirán en el partido por el título del torneo del K.O. por séptima vez en los últimos diez años, en todo un Clásico que en este caso guarda cuentas pendientes, sobre todo en el bando madridista. Los blancos juegan en casa, con una notoria mayoría de aficionados a su favor, y no quieren ver cómo se les escapa el título frente al eterno rival por segundo año consecutivo. 

En 2018, el Barcelona se hizo con la Copa del Rey en Gran Canaria en uno de los partidos más extraños que se recuerdan en la era Laso. El Real Madrid tuvo una desconexión incomprensible que otorgó a su rival una ventaja de casi 20 puntos en el luminoso, algo que habría finiquitado el choque en el 99% por ciento de los casos. Sin embargo, el cuadro madridista, sin nada que perder, aprovechó las dificultades del Barça a la hora de cerrar el partido y manejó incluso la última posesión para llevarse la victoria. 

Una vez ahí, Causeur lanzó un triple forzado y muy pasado que Taylor, más listo que nadie, aprovechó para palmear a lo que habría sido el empate a 92 y la consiguiente prórroga, pero Claver, en su intento desesperado por evitar la canasta, golpeó en el brazo del sueco y cumplió con su cometido. El trío arbitral no vio la infracción del internacional español y el encuentro acabó con el Barça como campeón de la Copa, después de cuatro años seguidos de reinado madridista.

Las protestas llegadas desde Madrid fueron en balde y ahora, con la competición jugándose en la capital, el Real quiere recuperar el trono con la jugada de Taylor aún en la retina. El equipo dirigido por Pablo Laso tiene todos los alicientes para vencer en un Clásico al que el Barça llega en gran forma y con la moral por las nubes, pero una vez ahí se encontrará a la completísima plantilla merengue dispuesta a conquistar su sexta Copa del Rey en ocho años bajo el calor de su público, en su pabellón y con sed de venganza por lo ocurrido en Gran Canaria.

Últimas noticias