Ramón tenía razón

Dembélé tiene la sartén por el mango

dembélé
Dembélé puede ser la peor inversión de la historia del Barça.

El asunto Dembélé vive su momento más candente. Ya no podemos hablar de suposiciones, sino de hechos. Xavi le ha dejado fuera de la convocatoria, pese a que no le sobran atacantes. Mientras que, Mateu Alemany ha comunicado que esto es así debido a que su no aceptación de la oferta de renovación demuestra una falta de compromiso con el equipo. El Barça buscaba una renovación a la baja y una vez descartada, el club catalán trata de ejercer presión en el jugador para que acepte marcharse vendido antes del 31 de enero.

¿Por qué el Barça buscaba una renovación de un jugador que no ha respondido a las expectativas? Claramente por un asunto de límite salarial. Renovar a la baja a Dembele suponía generar un ahorro con su salario y también con su renovación. Eso le otorgaba al Barça de manera inmediata límite salarial para hacer algún movimiento más en enero y al mismo tiempo le concedía una oportunidad de buscar una venta en verano que le diese más posibilidades de fichar.

El jugador y su representante legítimamente han rechazado las diferentes ofertas de renovación. Quizá han visto contradictorio recibir una oferta a la baja, mientras Laporta aseguraba que Démbelé es mejor que Mbappe o Xavi declaraba que puede ser el mejor del mundo en un puesto en el que el Barça acaba de invertir 55 millones para fichar a Ferran Torres.

Con este reconocimiento público, el Barça pude bordear el incumplimiento laboral. La propia AFE así lo ha manifestado en un comunicado público. Sacar a Dembélé de la escena puede menoscabar su caché profesional y dificultarle jugar el Mundial. A eso parece agarrarse el Barça para lograr una venta que le daría la posibilidad de acometer alguna operación de forma inmediata, pero lo cierto es que el jugador tiene el control de la situación ya que es perfectamente libre para cumplir su contrato y firmar por el equipo que quiera cuando estime oportuno.

Otra arista del paso puede estar en que Laporta utilice a Dembélé para enviar un mensaje al resto de jugadores. Los casos de indisciplina del francés parecen restarle legitimidad para exigir un mejor contrato, pero esos mismos actos le restan credibilidad a la oferta de renovación del Barça. El resto de compañeros pueden estar viendo un ejemplo de autoridad del club, algo que ha brillado por su ausencia en la época de Bartomeu, pero también puede ser visto desde el mercado como algo disuasorio para fichar por el Barcelona dado este precedente.

Lo último en Deportes

Últimas noticias