Copa del Rey de baloncesto

El Barcelona se impone al Baskonia y se cita con el Gran Canaria en semis (94-90)

Copa del Rey de Baloncesto
Jayson Grange intenta una penetración durante el Barcelona - Baskonia de la Copa del Rey de Baloncesto. (EFE)

El Barcelona Lassa ganó por 94-90 un pulso titánico con el Baskonia para completar el cuadro de semifinales de la Copa del Rey de Baloncesto de Gran Canaria 2018, un chute de confianza para el enésimo intento de reflote culé, bajo las órdenes de Svetislav Pesic, que le cita con el Herbalife Gran Canaria por un puesto en la final.

El conjunto catalán doblegó a su temible rival con un despliegue físico y efectivo liderado por Thomas Heurtel (20 puntos y 27 de valoración), Ante Tomic (18 y 24) y Pierre Oriola (14 y 14). A pesar de un inimitable Tornike Shengelia (30 y 40), el Baskonia no supo aprovechar las dudas de un rival herido, que sin embargo salió crecido con una semana bajo las órdenes del técnico serbio.

El Barça llevó el peso del encuentro y tampoco le tembló el pulso para cerrar un triunfo que, a falta de hacer bueno para pelear por un título, sirve de mimbre y medicina. Los de Vitoria apretaron hasta el final, un minuto de tiros libres y un fallido pase de Voigtmann al peor rival posible, Heurtel, culminó un triunfo para reforzar la fe culé, a falta de saber si fue flor de un día.

Trató de intimidar de inicio Baskonia. Timma, Poirier y Shengelia enseñaron músculo a ambos lados de la pista (4-10). No mantuvo ese poderío el cuadro vasco ni impidió que el Barça encontrara su sitio en el parqué en una gran primera parte. El efecto Pesic se ganaba la denominación, más allá del estreno sin exigencia el domingo ante Bilbao Basket en liga.

Heurtel asume los galones

Heurtel tomó las riendas de la apuesta culé y el Barça se apuntó el primer cuarto (28-22). Los pronósticos de hundimiento copero de un equipo sin rumbo los últimos años se esfumaron en el segundo parcial. El base francés se asoció con Oriola y el Barça se desfondó en cada jugada hasta encadenar tres buenas acciones.

Los de Pesic ganaron el pulso del músculo con Tomic y Claver dominando el rebote y los triples de Ribas y Sanders pusieron la decena de diferencia a dos del descanso (50-40). Perdonó con tiros liberados el Barça y Beaubois maquilló la papeleta de un Baskonia incapaz de sacar su repertorio ni igualar la intensidad rival.

Tras aclimatar el cuerpo de nuevo al parqué canario, del tú a tú en la reanudación (54-54) volvió a destacar el equipo catalán. Dominador del rebote (32-20, en capturas), el Barça impuso la máxima renta en el luminoso (70-59). Los triples de Timma y Janning acercaron a Baskonia de cara a un último parcial de tensión, tiros libres y un pase al rival que Voigtmann no olvidará.

Con Tomic y Heurtel a los mandos, el Barcelona manejó una pequeña renta que dilapidó a tres minutos del final. El premio de la victoria y el miedo a perder sembraron de incertidumbre el parqué del Gran Canaria. Río revuelto del que pescaron Beaubois y Timma, sin llegar a culminar la remontada vasca. Tres ataques a la línea de tiros y el cuarto, para Baskonia, fallido. Heurtel lo sentenció.

Últimas noticias