Copa del Rey: Real Madrid - Barcelona

Así fue la injusta decisión arbitral que dio el triunfo al Barça

La final de la Copa del Rey tuvo su jugada polémica con el tiempo cumplido y en la prórroga. Los colegiados decretaron tapón ilegal de Randolph de forma sorprendente.

La Copa del Rey vivió un final frenético lleno de emoción y polémica. Los árbitros, liderados Juan Carlos García González, decidieron servir en bandeja el título al Barcelona dando por buena una canasta a Ante Tomic a falta de 1.2 segundos decretando un tapón ilegal de Anthony Randolph tras hacer uso del instant-replay, el VAR del baloncesto.

La jugada se escenifica en una remontada por la línea de fondo de Ante Tomic, quien realiza un lanzamiento a aro pasado que roza el aro y cuyo rebote captura en posición muy elevada Anthony Randolph. La bocina sonó con el norteamericano capturando el balón y el Madrid ya lo celebraba cuando los árbitros decidieron revisarla. 

Por increíble que parezca, los colegiados decidieron que ese tiro –que ya había tocado el aro y por tanto era imposible que fuese tapón ilegal– había sido interceptado de forma ilegal y decretaron que los dos puntos subiesen al marcador. Todo el mundo pensó que se trataba de una compensación por la falta que el propio Randolph perpetró segundos antes sobre Singleton segundos antes y que hizo que los blancos se pudiesen poner por delante.

El Real Madrid y todo el público alucinaron con un robo que no se había visto desde hacía más de dos décadas cuando Vrankovic taponó a Montero en el último segundo en una final de Copa de Europa. En aquel caso, los culés fueron los perjudicados. En esta ocasión, la decisión arbitral les valió para levantar un título en la capital de España.

Últimas noticias