España

¿Por qué se celebra el Día de Navarra el 3 de diciembre?

Día de Navarra

Este viernes, 3 de diciembre de 2021, se celebra el Día de Navarra. Una fecha muy importante y esperada para los navarros. Se trata de un festivo autonómico, así que habrá quienes tengan suerte y puedan enlazar el día de Navarra con el puente de diciembre y tomarse un descanso hasta el miércoles 8.

Entre los días 3 y 5 de diciembre, la fachada del Palacio de Navarra servirá de pantalla para una proyección de video mapping del artista Ángel Sndimas. Una obra espectacular que muestra a personaes conocidos recorriendo los paisajes de la comunidad. Habrá varios pases de 7 minutos y 30 segundos de 19:00 a 20:00 horas.

Historia del Día de Navarra

El 3 diciembre es el Día de Navarra como homenaje al patrono de la comunidad, San Francisco Javier. Así fue aprobado por el Parlamento de Navarra a través de la Ley Foral 18/1995.

El origen de esta celebración se remonta al año 1622, cuando, después de su canonización, la Diputación del Reino de Navarra adoptó a San Francisco Javier como patrono. En 1657, el Papa Alejandro VII declaró como copatronos de Navarra a San Francisco Javier y a San Fermín.

La Diputación Foral de Navarra, constituida en el año 1836, llegó a un acuerdo para continuar con la celebración. A finales del siglo XIX se trasladó al último domingo de noviembre, pero en 1916 se volvió a celebrar el 3 de diciembre.

El siglo XX fue cuanto menos convulso en lo relativo a la celebración del Día de Navarra. Durante la II República se dejó de celebrar como fiesta oficial. Luego, en 1935 la Diputación de Navarra volvió a celebrarla. En 1946 la misa en honor a San Francisco Javier se trasladó a la Catedral de Pamplona. Finalmente, en 1979, la ceremonia religiosa se llevó a la Basílica del Castillo de Javier, ubicada en el lugar donde se dice que nació y vivió.

San Francisco Javier

Francisco Javier nació en la localidad de Javier (Reino de Navarra) el 7 de abril de 1506. Fue un misionero y religioso navarro de la Compañía de Jesús que destacó por sus misiones en el Lejano Oriente, lo que le llevó a ganarse el sobrenombre de «Apóstol de las Indias». Murió el 2 de diciembre de 1552 en la isla Shangchua (China) a los 46 años.

La Iglesia Católica le canonizó con el nombre de San Francisco Javier. La canonización tuvo lugar en el año 1622 de la mano del papa Gregorio XV. A lo largo de la historia, muchas obras han reflejado al «Apóstol de las Indias», de artistas como Goya, Murillo o Van Dyck.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias