Huevos

El motivo por el que no debes hervir los huevos nada más sacarlos de la nevera

hervir huevos
Descubre la razón para no hervir huevos que están fríos

Los huevos son la base de muchos platos verdaderamente deliciosos . Son nutritivos, buenos y en el caso de que no tengamos demasiado tiempo para ponernos a cocinar, resultan muy adecuados para la comida o la cena, sobre todo si se acompañan, por ejemplo, con ensalada o si nos hacemos un simple bocadillo de tortilla. Sin embargo, hay algunos trucos que debes saber para manejarlos mejor y cocinarlos de una manera sencilla y práctica. Por ejemplo, nunca hay que hervir los huevos nada más sacarlos de la nevera. Veamos por qué.

Cuidado al hervir los huevos fríos

Nunca saques un huevo de la nevera y lo pongas en la olla a hervir. Si lo haces, definitivamente estás equivocado. Es mucho mejor, de hecho, dejar que los huevos alcancen primero la temperatura ambiente. Y si haces esto, una vez que estén hervidos te beneficiarás cuando tengas que ‘pelarlos’. ¿Por qué? Te estarás preguntando. Todo es cuestión de ciencia.

Según explica el portal dedicado a la cocina, la decoración y cuestiones del hogar en general, Southern Living,  coger un huevo frío de la nevera y sumergirlo en agua hirviendo provoca una reacción violenta dentro de su cáscara, incluida la clara de huevo que se adhiere al revestimiento interior. Esta es, por tanto, la razón por la que después cuando ya se ha hervido resulta mucho más difícil de pelar. Y eso no es todo.

También se advierte que no se deben poner los huevos en la olla antes de que el agua hierva, afirmando que agregarlos directamente al agua hirviendo hará que sea más fácil pelarlos y que además tardemos mucho menos en cocinarlos (recuerda que para hervir correctamente los huevos, debes esperar a que el agua hierva y después cocinar el huevo en ese agua durante diez minutos).

Lo que debemos hacer

Dejar reposar el huevo durante unos cinco minutos después de sacarlo del frigorífico le dará tiempo para que se caliente lo suficiente como para evitar un choque, y esto no solo ayudará con el proceso de pelado, sino que también evitarás que las cáscaras del huevo se agrieten durante el proceso en el que se están hirviendo.

Con estas pequeñas pero importantes precauciones, ahora estás listo para cocinar los huevos de la manera que desees. Diviértete elaborando platos con los huevos como grandes protagonistas, y sorprende a tus invitados con platos cocinados a la perfección gracias a los trucos que acabas de aprender sobre el tratamiento de los huevos.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias