Alimentos

Los mejores trucos para conservar frescos los pepinos

Pepinos
Pepino

El pepino es uno de los alimentos más saludables que existen. Se trata de una hortaliza que se caracteriza por su alto contenido en agua (95%) y su bajo aporte calórico. Es excelente para mantener el organismo hidratado y cuidar la salud cardiovascular. Ahora bien, para poder consumir los pepinos frescos, es importante conocer algunos trucos para conservarlos.

¿Cómo conservar los pepinos?

Una vez tengamos los pepinos en casa, lo primero que tenemos que hacer es lavarlos con abundante agua. Luego, retiramos el exceso de agua con papel absorbente. A continuación, introducimos los pepinos en una bolsa de plástico sin cierre hermético porque el aire tiene que circular para que no se estropeen.

De esta manera, conseguimos que no se produzca mucha humedad en el interior de la bolsa y que no aparezca moho. Al mismo tiempo, los pepinos no se vean afectados por el gas etileno que puedan producir otras verduras o frutas.

Y, por último, guardamos la bolsa en la nevera, preferiblemente en el cajón de la parte inferior. De esta manera, podemos conservarlos frescos durante una semana.

Si usamos la mitad del pepino, simplemente tenemos que cubrir el extremo cortado con papel film y volver a meterlo en la bolsa. Siguiendo estas instrucciones, nunca más volveremos a encontrarnos los pepinos mohosos y blandos.

Pepinos en vinagre

Si tenemos demasiados pepinos y no vamos a consumirlos en una semana, podemos hacerlos encurtidos. Los ingredientes y el proceso de elaboración son muy simples.

Para hacer pepinos en vinagre necesitamos: pepinos, sal gorda, sal fina, 150 mililitros de vinagre de vino blanco, 80 mililitros de agua, un diente de ajo, una cucharadita de azúcar y un bote grande.

  1. En primer lugar, pelamos y cortamos los pepinos en rodajas finas.
  2. Ponemos las rodajas en un bol y echamos un poco de sal gorda por ambos lados. Esperamos media hora para que maceren bien.
  3. Mientas, aprovechamos para preparar el líquido de la conserva en otro bol. Para ello, mezclamos el vinagre, el agua, el azúcar, el diente de ajo y la sal fina. Removemos bien.
  4. Una vez transcurrido el tiempo de la maceración, lavamos las rodajas de pepino con abundante agua para eliminar la sal gorda.
  5. Colocamos un par de rodajas en el tarro y echamos un poco del líquido preparado, colocamos otro par de rodajas y echamos otro poco del líquido preparado, y así sucesivamente.
  6. Llenamos el tarro y, cuando lo tengamos listo, lo ponemos al baño maría. El vacío nos va a permitir conservar los pepinos en vinagre mucho más tiempo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias