Hogar

El lugar donde nunca imaginaste que se esconden las cucarachas en tu casa

Cucarachas en casa
Cucaracha

Se dice que las cucarachas pueden sobrevivir a un ataque nuclear, así que deshacerse de ellas una vez entran en casa es una tarea muy complicada. Por lo tanto, es fundamental poner en práctica algunas medidas de prevención, como por ejemplo vaciar los cubos de basura con frecuencia, sobre todo en verano, o no dejar la comida y el agua de las mascotas en el suelo.

La oscuridad, la suciedad y la humedad atraen a las cucarachas, así que estas son las principales cosas a evitar en el hogar. Suelen esconderse en recovecos, la parte trasera de los electrodomésticos, las grietas entre los azulejos, los rincones del fregadero…

Hay algunas zonas de la casa donde pueden estar las cucarachas y sus respectivos nidos. Tienen una esperanza de vida de entre uno y dos años, aunque este tiempo puede variar según la especie y las condiciones de vida.

Durante este tiempo, las hembras pueden tener una gran cantidad de crías, así que es fundamental revisar estas zonas cada mes o dos meses para asegurarse de que no hay cucarachas.

Los lugares de la cocina donde suelen haber nidos de cucaracha son: fondo de los cajones, rincones de los armarios, debajo y detrás de los electrodomésticos, grietas de los azulejos y despensa.

En el baño suele haber altos niveles de humedad, así que las cucarachas pueden hacer sus nidos en los falsos techos, las grietas en los azulejos y los desagües.

Aunque en la mayoría de casos las cucarachas se concentran en la cocina y en el baño, hay otras zonas de la casa donde pueden proliferar: sótanos, tuberías, muebles, zonas oscuras bajo ventanas y puertas, cajas de papel y grietas.

¿Cómo evitar las cucarachas en casa?

El limón es uno de los desinfectantes naturales más eficaces que existen, y con él se puede preparar un remedio para prevenir la aparición de cucarachas. Es tan sencillo como echar el zumo exprimido de un limón, una taza de vinagre blanco y una taza de agua caliente en un aerosol. Se agita la mezcla y se utiliza para limpiar las zonas de la casa donde pueda haber cucarachas.

En los fregaderos y lavabos se puede verter un buen chorro de amoniaco y dejarlo actuar durante un par de horas. Hay que utilizar unos guantes de látex ya que el amoniaco es muy agresivo y podría dar la piel de las manos.

Por supuesto, la higiene de la casa es fundamental para evitar que aparezcan cucarachas.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias