Trucos

El infalible truco del freno para ahorrar gasolina

El infalible truco del freno para ahorrar gasolina

Desde que comenzó el año, el precio de la gasolina ha aumentado en un 23%, nada más y nada menos. A día de hoy, llenar el depósito cuesta de media 100 euros, lo que supone pagar cerca de 20 euros más que a principios de 2022. Teniendo en cuenta estos datos, una de las principales preocupaciones de las familias es la de ahorrar gasolina, y existe un truco muy  efectivo para conseguirlo. Bautizado con el nombre de «truco del freno», no ha tardado en hacerse viral en redes sociales.

¿Cómo poner en práctica el «truco del freno»?

Una conducción eficiente puede ahorrar mucho dinero en gasolina, tal y como aseguran los expertos. Recomendaciones como evitar los acelerones y los frenazos bruscos, así como mantener una velocidad estable, pueden resultar de gran ayuda.

El «truco del freno» es tan sencillo como dejar el vehículo rodar por su propia inercia, sin pisar acelerador y con la marcha metida. Para ponerlo en práctica, es tan sencillo como levantar el pie del acelerador, y dejar que el coche ruede por su propia inercia con la marcha engranada.

El pie debe estar sobre el pedal de freno para realizar las correcciones que sean necesarias para adecuar la velocidad. De esta manera se consigue un frenado progresivo con un menor desgaste tanto de la caja de cambios como del embrague. Por lo tanto, además de suponer un ahorro en gasolina, también alarga la vida útil de estos elementos.

Según datos ofrecidos por RACE, este gesto puede ayudar a reducir el consumo del vehículo hasta en un 2%. Además, es aconsejable conducir a una distancia de seguridad.

Consejos a tener en cuenta

Además de utilizar el freno motor, hay otros consejos muy útiles para ahorrar hasta un 15% de gasolina. Uno de los más relevantes es el de usar marchas largas durante el mayor tiempo posible. Respetando la velocidad máxima permitida, se puede utilizar incluso la cuarta marcha en ciudad. En los vehículos de gasolina, el momento óptimo para cambiar de marcha es entre 2.000 y 2.500 rpm.

Según la Dirección General de Tráfico, la velocidad óptima para ahorrar gasolina es de 90 kilómetros por hora. A partir de esa velocidad, un vehículo a 120 kilómetros por hora puede consumir hasta un 30% más. A todo esto hay que sumar la importancia de evitar frenar, acelerar y cambiar de marcha bruscamente. Para decelerar, siempre que sea posible, hay que levantar el pie del acelerador y usar el freno motor.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias