Genética

Qué es la herencia genética de Mendel: tipos y principio de la teoría

La herencia genética es una investigación que la comunidad científica estudia con mucho interés para desentrañar todos sus misterios.

herencia genética
Cómo se desarrolló la teoría de la herencia genética a través de las leyes de Mendel

Las leyes de Mendel representan la base sobre la que se desarrolló la genética moderna. La genética es una rama de la biología que estudia las características de la herencia genética o los mecanismos de la herencia y fue gracias a un científico llamado Gregor Mendel que se averiguó cómo se produce esa herencia genética. Por ello, os hablamos con detalle qué es la herencia genética de Mendel: tipos y principio de la teoría.

Qué es la herencia genética de Mendel: tipos y principio de la teoría

Para comprender completamente qué es la herencia genética de Mendel con sus tipos o leyes, tenemos que entender qué es la genética, que se corresponde a la ciencia que estudia las leyes y mecanismos que determinan la transmisión de caracteres de una generación a otra.

¿Cuáles son las leyes de Mendel?

Antes de adentrarnos en el campo detallado de las tres leyes que desarrolló Mendel, es imprescindible una breve introducción a la figura de Gregor Johann Mendel , biólogo y matemático checo considerado universalmente como el ‘padre de la genética’.

Nacido en 1822 en la actual República Checa, Mendel decide ingresar al monasterio después de completar sus estudios superiores.
Paralelamente a su vida como monje agustino, asistió a la Universidad de Viena, logrando graduarse tanto en matemáticas como en biología.

Entre 1857 y 1868, en el jardín del convento, Mendel se dedicó a una serie de experimentos con plantas de guisantes ; al observar los resultados de los cruces realizados es capaz de enunciar con precisión las tres leyes sobre la transmisión de características hereditarias, que os enumeramos a continuación.

La elección de la planta de guisante está ligada a una serie de motivos: la facilidad de cultivo, la capacidad de controlar la polinización, la existencia de numerosas variedades con caracteres reconocibles y la diversidad de formas. El erudito selecciona 7 variedades de plantas de guisantes que eran diferentes entre sí por características visibles a simple vista: forma y color de la semilla, forma y color de la vaina, características y color de las flores y longitud de los tallos.

Consciente de que las leyes de la probabilidad se basan en grandes números, Mendel cruzó varias veces las diferentes especies para obtener ciertos resultados.

Las leyes que estableció se refieren a aquellos rasgos que están controlados por un solo gen para los que se refieren a la transmisión hereditaria de rasgos monofactoriales . Así, una característica específica de un individuo puede ser determinada por un solo gen o por varios genes; en el segundo caso hablamos de alelos (generalmente pares de genes).

Un rasgo que consta de dos genes idénticos se denomina «homocigoto», mientras que un rasgo que consta de dos genes diferentes se denomina «heterocigoto».

Los resultados de nueve años de experimentos, estudios y observaciones, realizados a través de cálculos matemáticos y estadísticas, se recopilaron en una publicación, que en 1865 se presentó a la Sociedad de Historia Natural de Brno.

En ese momento, aún no se conocían genes, cromosomas, gametos, etc. por eso los estudios de Mendel inicialmente no fueron apreciados por la comunidad científica, hasta el punto de ser totalmente ignorados durante más de treinta años.

Fue solo en retrospectiva, particularmente con el descubrimiento del ADN, que sus intuiciones resultaron correctas. Sus leyes fueron así tomadas en consideración y profundizadas.

Hoy se ha llegado a la conclusión de que las características hereditarias están determinadas por genes (secuencia de ADN).

Primera ley de Mendel

La primera ley de herencia biológica de Mendel también se conoce como la «Ley de dominio del carácter o uniformidad híbrida «.

Los resultados de los experimentos determinan la afirmación según la cual un cruce entre individuos que difieren en un solo carácter genera híbridos iguales en F1 (primera generación).

Para completar la información, los híbridos se definen así porque son ‘hijos’ de organismos que difieren en uno o más caracteres.

En conclusión, el cruce determina un individuo que manifiesta solo uno de los dos fenotipos parentales. El fenotipo transmitido se define como «dominante», mientras que el otro se define como «recesivo» y aparece en F2 (segunda generación).

Segunda ley de Mendel

La segunda ley de Mendel también se conoce como la » Ley de segregación » y se basa en el supuesto de que cada carácter está determinado por un factor (gen), para el cual pueden existir diferentes formas.

Cada individuo lleva consigo, para cada gen, diferentes alelos.
En el momento de la reproducción, los alelos del mismo gen se separan para formar ‘gametos’.

De ello se deduce que al cruzar los híbridos obtenidos en la primera generación (F1) los alelos que controlan un determinado carácter se segregan (separan) para que se transmitan a diferentes gametos.

A partir del cruce entre guisantes de segunda generación, Mendel elaboró ​​la estadística según la cual los individuos generados siempre estuvieron en una proporción de 3: 1 en cuanto a los rasgos dominantes y recesivos :

  • 3/4 de los individuos con carácter dominante
  • 1/4 de las personas con el rasgo recesivo

Como se mencionó anteriormente, en la segunda generación (F2) también reaparece el rasgo no presente en la primera generación (F1).

Tercera ley de Mendel

La tercera ley de Mendel se llama » Ley de surtido independiente «.
Establece que en un cruce entre individuos que se diferencian entre sí por dos o más caracteres, los pares de alelos de cada carácter se heredan de forma independiente.

El resultado viene dado por todas las posibles combinaciones de alelos de cada par y, en consecuencia, por la aparición de individuos con nuevos caracteres.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias