Frutas

La diferencia entre la naranja y la mandarina, y cuál tiene más azúcar

Diferencia naranja mandarina

Todos sabemos que la naranja y la mandarina no son lo mismo, pero, sin embargo, desconocemos cuál es la diferencia entre ambas frutas. Son dos cítricos con muchas similitudes, como por ejemplo que son excelentes para prevenir enfermedades como el resfriado y la gripe ya que fortalecen el sistema inmunitario gracias a su alto contenido en vitamina C.

Tamaño y forma

Por lo general, las naranjas son más grandes que las mandarinas y, además, tienen una forma mucho más alisada y redondeada. Por supuesto, del mismo modo que ocurre con otras frutas, tanto el tamaño como la forma dependen de la temporada y la variedad.

Piel

La cáscara de las naranjas es más fina y se pega a los gajos. En cambio, las mandarinas tienen una cáscara más gruesa y son mucho más fáciles de pelar. Incluso se puede hacer con la mano, sin necesidad de utilizar un cuchillo.

Gajos

En cuanto a los gajos, las naranjas tienen más cantidad y también son más grandes que los de las mandarinas.

Sabor

Las mandarinas, como tienen más azúcar que las mandarinas, aportan un sabor mucho más dulce. Por el contrario, las naranjas son más ácidas porque contienen un porcentaje más bajo de azúcar.

Nutrientes

Tanto las mandarinas como las naranjas son frutas estupendas para consumir en cualquier época del año. Sin embargo, están especialmente recomendadas en otoño e invierno porque son un remedio natural excelente contra los procesos catarrales y gripales.

Ambas frutas son muy ricas en vitamina C, aunque la naranja supera a la mandarina en porcentaje. Además, la naranja es más rica en vitamina B3, calcio y hierro, y la mandarina tiene un contenido más alto en vitamina A.

La naranja es una fruta que contiene colina, una sustancia que mejora la memoria ayuda a dormir mejor. La mandarina es muy buena para cuidar la salud del aparato digestivo y prevenir el estreñimiento.

¿Cómo almacenar los cítricos?

Los cítricos se pueden almacenar durante un máximo de una semana en perfectas condiciones para su consumo. Lo ideal es tener las naranjas y las mandarinas a temperatura ambiente porque así dan mucho más jugo.

Sin embargo, es posible alargar la vida útil de las naranjas y las mandarinas entre ua y dos semana guardándolas en la nevera. Ahora bien, es importante no lavar las frutas antes de refrigerarla. A la hora de comerlas, conviene sacarlas un poco antes.

¡Ahora ya conoces la diferencia entre la naranja y la mandarina!

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias