Paco Ramos corta una oreja en el arranque de la Feria de Castellón

Castellón
Paco Ramos saluda al público tras una de sus faenas (Foto: EFE).

El diestro Paco Ramos cortó este domingo la única oreja del festejo inaugural de la Feria de la Magdalena de Castellón, en una corrida con claro tinte local y en la que los toros de Adolfo Martín no dejaron indiferente a nadie, con algunos ejemplares de alta nota.

La oreja llegaría muy pronto, en el primero de corrida, un “adolfo” encastado y con mucho que torear. Paco Ramos anduvo solvente con él en una faena muy digna y dispuesta, no exenta de algunas desigualdades, Pero tuvo mérito lo que hizo el torero de Onda, que no se arrugó en ningún momento, lo que, tras una certera estocada, le valió el reseñado trofeo.

Pudo haber salido a hombros Ramos de no fallar a espadas con el cuarto, toro también difícil por sus aviesas intenciones y poco recorrido. No ayudó la lidia tan desastrosa que llevó, ni lo mucho que le dieron también en el caballo, pero así y todo el torero de la tierra anduvo firme con él, queriendo mucho en todo momento.

Vicente Soler sorteó con diferencia los dos mejores toros de la corrida. Tanto el bravo tercero, que lució un gran pitón izquierdo, como el encastado y buen sexto conformaron un lote para encumbrarse, y el de Burriana no lo hizo fundamentalmente porque no tuvo su tarde con los aceros, los encargados de emborronar dos faenas animosas y muy dispuestas, y salpicadas de algún pasaje de buena firma artística como algunos naturales al primero de su lote.

Abel Valls, por su parte, pasó las de Caín con el complicado y orientado segundo, mientras que no anduvo a la altura del quinto, que ofreció mucho más de lo que le sacó el de Castellón de la Plana. Se notó lo poquísimo que torea, también por el desacertado maneja de la tizona, y eso con este tipo de corridas pasa factura.

FICHA DE FESTEJO.- Toros de Adolfo Martín, muy bien presentados, serios y con romana, y de juego desigual, aun sin dejar ninguno indiferente a nadie. Los mejores, tercero, quinto y sexto. Encastado y exigente el primero; peligroso y orientado, el segundo; y complicado también el cuarto.

Paco Ramos, oreja y ovación tras aviso.

Abel Valls, silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Vicente Soler, ovación y silencio tras aviso.

En cuadrillas, Curro Robles y Diego Valladar saludaron tras banderillear al segundo.

La plaza registró más de media entrada en los tendidos.

Temas

Últimas noticias